Juntos por el Cambio celebró el triunfo y exigió al Gobierno que 'asuma que ha perdido'

  • Martes, 16 de Noviembre de 2021 | País

Las autoridades nacionales de Juntos por el Cambio destacaron ayer que la oposición logró un "contundente triunfo" en las elecciones legislativas y reclamaron que el Gobierno que "asuma con dignidad que ha perdido la elección y deje de hacer negaciones".

Los integrantes de la Mesa Nacional que conduce a la coalición opositora se reunieron en el barrio porteño de Palermo, para evaluar el resultado del último domingo y los pasos a seguir en la relación con el Gobierno, que lanzó un llamado a dialogar en el Congreso sobre un programa económico plurianual.

 

Más diputados y el  quórum del Senado

Durante el encuentro, en el que participaron las principales figuras de la alianza con la excepción del expresidente Mauricio Macri, destacaron que en todo el país Juntos por el Cambio tuvo "9 millones de votos contra los 7 millones del Frente de Todos", y que "obtuvo entre 11 y 12 diputados más que los que logró" el oficialismo.

"Además, cumplimos con creces la promesa de obtener los cinco senadores: ganamos en seis de las ocho provincias y, por primera vez en la historia, le sacamos el quórum al kirchnerismo en la Cámara Alta", concluyeron los referentes nacionales de la coalición opositora.

Luego del encuentro, los presidentes de los partidos que integran el frente, Patricia Bullrich (Pro), Alfredo Cornejo (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Miguel Pichetto (Peronismo Republicano) brindaron una conferencia de prensa en la que remarcaron estos conceptos y criticaron la reacción del Gobierno.

El encargado de dejar clara la postura del espacio fue Pichetto, que remarcó que las legislativas fueron un "contundente triunfo" para la oposición y una "terrible derrota del Gobierno", y disparó: "Que deje de hacer negaciones, vive en un mundo paralelo, tiene que asumir con dignidad que ha perdido la elección".

"Yo diría que nosotros ganamos ganando y ellos perdieron perdiendo", expresó a su turno Bullrich con ironía, en alusión a frase de la diputada electa del Frente de Todos por Buenos Aires Victoria Tolosa Paz –que había dicho que el oficialismo "ganó perdiendo"– al tiempo que subrayó que "Juntos por el Cambio hizo la mejor elección de su historia, sacando el balotaje de 2019".

La presidente del Pro puso de relieve que la coalición opositora sacó "el 42,3 por ciento de los votos y ellos no llegaron al 34" y agregó: "De los 127 diputados en disputa, nosotros sacamos 71 o 72, hay uno que queda por definirse en La Rioja, y ellos solo 50. Ganamos seis provincias donde se discutían senadores".

"Aceptar las derrotas, llamar a quien ha ganado la elección, no hemos recibido ningún llamado del presidente de la Nación, solo sabemos que va a hacer un acto", indicó la dirigente y lanzó una segunda chicana: "Le agradecemos que haga un acto para festejar nuestro triunfo".

"Están sordos"

Por su parte, Cornejo sostuvo "estos resultados significan que el Gobierno tiene que cambiar el rumbo, es un llamado de atención muy fuerte" y consideró que "el Presidente, Tolosa Paz y sus voceros están sordos".

Consultados sobre un eventual diálogo con el Gobierno, el titular del radicalismo respondió: "Acá no ha habido ninguna convocatoria formal, fue un mensaje grabado".

Las preguntas apuntaron principalmente al programa económico que el presidente, Alberto Fernández, anunció que enviará al Congreso para encauzar el acuerdo con el FMI y las respuestas de los referentes de la principal oposición mostraron cautela.

"Vamos a respetar el voto popular y el voto popular puso a Juntos por el Cambio en una posición muy importante en el Congreso, por lo tanto eso será debatido en el Congreso", expresó Bullrich, mientras que Pichetto señaló: "No nos parece mal que el Presidente elabore un programa, un camino y un rumbo, y lo envíe al Congreso para ser discutido".

En paralelo, el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, señaló en un comunicado que "preocupa profundamente que el Gobierno evada la realidad y no reconozca la contundente derrota que sufrió en las urnas".

"Es una falta de respeto del oficialismo a millones de argentinos que le pidieron que cambie el rumbo", sostuvo.