La Iglesia ratificó en Luján su rechazo a la legalización del aborto

  • Lunes, 09 de Marzo de 2020 | País

A una semana de que el presidente Alberto Fernández anunciara que impulsará un proyecto de ley sobre la interrupción legal del embarazo y mientras se realizaban marchas en todo el país por el Día Internacional de la Mujer, la Iglesia católica salió a ratificar ayer su posición sobre el aborto al señalar que 'no es lícito eliminar ninguna vida humana' y pedir 'por la protección desde la concepción hasta la muerte natural'.

Las definiciones se escucharon en el marco de una misa celebrada en la Basílica de Luján, convocada por la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) con motivo del Día Internacional de la Mujer bajo el lema 'Sí a las mujeres. Sí a la vida'. 

Al frente de la misa estuvo el jefe del Episcopado, monseñor Oscar Ojea, quien sostuvo 'millones de argentinos y argentinas, creyentes y no creyentes, tienen la profunda convicción de que hay vida desde la concepción y que una persona distinta de su madre va desarrollándose en su seno' y que 'es injusto y doloroso llamarlos anti-derechos o hipócritas'.

Sus declaraciones se leyeron como una clara respuesta al discurso del presidente en el Congreso en el que anunció el proyecto de ley sobre la interrupción legal del embarazo e indicó: 'El aborto sucede. Es un hecho. Y es solo esa hipocresía que a veces nos atrapa, la que nos hace caer en un debate como este'.

Ojea estuvo acompañado por el vicepresidente primero del organismo, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli y el vicesegundo, monseñor Marcelo Colombo, entre otros obispos. También estuvieron presentes dirigentes políticos como el senador nacional Esteban Bullrich.