La Vicepresidente es 'incapaz de entender la realidad del trabajo en el siglo XXI'

  • Miercoles, 22 de Junio de 2022 | País

'Bronca, indignación, pero no sorpresa', ese fue el clima que imperó en el cónclave que realizó ayer el Movimiento Evita, con sus dos principales figuras como convocantes: los funcionarios Emilio Pérsico y Fernando 'Chino' Navarro. La reunión fue armada de urgencia el lunes a la noche, después de que impactaron de lleno las palabras de la vicepresidente, Cristina Fernández, reclamando el control de los programas sociales. Sucede que el albertismo y en particular en el Movimiento Evita y después el Ministerio de Desarrollo Social –encabezado por Juan Zabaleta–, están a cargo de los principales programas sociales, como el Potenciar Trabajo. Tras la reunión, la organización emitió un comunicado.

El texto se tituló 'La única verdad es la realidad' y en él detallaron sobre los dichos de CFK:  'Lamentamos que parte de la dirigencia política sea incapaz de entender la realidad del trabajo en el siglo XXI'. 

'Es más fácil pelear con quienes la expresamos, que escuchar y reflexionar acerca de cómo resolver los problemas de los que peor están', agregaron.

'Reducir la economía popular a los planes sociales es negar la realidad. Los planes sociales son apenas el 10 por ciento de la economía popular y el 5 por ciento del conjunto de los trabajadores y las trabajadoras', fundamentaron en el comunicado. Al mismo tiempo, convocaron a los movimientos populares a construir un espacio político.

El lunes, en su discurso, Cristina Fernández había dicho: 'Los piqueteros en la República Argentina son hijos de las políticas neoliberales de los años 90. No nacieron con ningún gobierno populista, fueron producto de los altos índices de desocupación y de la falta de oportunidades. El Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas'.

La caja y La Cámpora

Desde Desarrollo Social, los 2.273.996.938 pesos destinados al Potenciar Trabajo los coordina la Secretaría de Economía Social que comanda Pérsico. Por eso la urgencia del encuentro de ayer. Desde hace varias semanas los movimientos sociales alineados con el Presidente observan la intención del kirchnerismo, con La Cámpora a la cabeza, la organización política que conduce el diputado nacional Máximo Kirchner, de quitarle la caja de los programas sociales al Evita y dejarlos en manos de gobernadores e intendentes.

No entiende, no conoce

El encuentro estaba programado para las diez de la mañana, en la sede ubicada sobre la calle Entre Ríos, pero comenzó más tarde. Allí se comentó que 'Cristina, por un tema de clase, no entiende la economía popular ni las estrategias políticas que construyen los pobres'.

'Cristina lo expresó dolorosamente y digo dolorosamente porque podemos tener matices y diferencias, pero ayer (lunes) habló de una forma sobre las organizaciones sociales y sobre sus integrantes, las mujeres, con un desconocimiento muy grande', señaló Navarro en declaraciones a Radio Con Vos. 

'Hay dirigentes, militantes, estructuras y miembros de distintos gobiernos a los que les molesta la organización popular. Molesta porque es más fácil ser patrón que ser dirigente', señaló.

Apoyo a Fernández

Durante el encuentro de los dirigentes del Movimiento Evita, quedó claro el apoyo irrestricto de ese espacio al presidente Fernández. Tan así es que ya están organizando 'una marcha fabulosa' el 7 de agosto, día en que se conmemora la figura de San Cayetano, el patrono del trabajo. Ese día, Los Cayetanos –así se denominan– realizarán, como todos los años, una movilización desde la iglesia de San Cayetano, ubicada en el barrio porteño de Liniers a Plaza de Mayo.

La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), en tanto, también emitió un comunicado este martes, titulado 'La Economía Popular es Trabajo, no es tercerización'. Allí, señalaron: 'En la lucha, los movimientos conquistaron políticas públicas para fortalecer la economía popular y desarrollaron una agenda de propuestas que se sintetiza en la consigna Tierra, Techo y Trabajo, como sostiene el papa Francisco. No se trató de una tercerización, sino de inventar algo nuevo dónde no existía nada, dónde solo había vacío y abandono'.

La movilización, que nació en reclamo de Tierra, Techo y Trabajo durante el gobierno de Mauricio Macri, está integrada por otras organizaciones populares, además del Evita y Somos Barrios de Pie, como la Corriente Clasista y Combativa, liderada por el diputado nacional Juan Carlos Alderete y el MTE de Grabois.

"El Estado debe recuperar el 

control"

Anteayer en uno de sus párrafos más salientes pronunciado en el cierre del plenario de la CTA, liderada por Hugo Yasky, la dos veces presidente dijo: 'El Estado Nacional debe recuperar el control (de los programas sociales), la auditoría y la aplicación de las políticas sociales. No pueden seguir tercerizadas. El Estado debe tener el monopolio así como el Estado tiene el monopolio de la fuerza ¿o se le ocurre a alguien que podemos tercerizar la Policía? No', afirmó la Vicepresidente.

'El Estado debe recuperar ese rol y transparentar frente a la opinión pública todo esto –agregó–. A mí no me gusta que me quieran convencer que eso es peronismo. Eso no es peronismo, el peronismo es laburo, trabajo. El peronismo no es depender de un dirigente barrial para que me dé el alta y la baja. Sobre todo, las mujeres, que son la más explotadas. Que revuelven y que son las que más las basurean en prácticas misóginas y machistas'.

A párrafo seguido, añadió: 'Ellas son las que revuelven las ollas en los merenderos y las que siempre tienen que ir a laburar. Los tipos rara vez laburan. Las que van a laburar son siempre las mujeres'.

La respuesta de Desarrollo Social

Desde el Ministerio de Desarrollo Social, los funcionarios de Zabaleta, desmintieron la falta de controles sobre el Potenciar Trabajo y otros programas denunciado por la exmandataria.  

Daniel Menéndez, desde su doble posición de funcionario de Fernández y referente de Somos Barrios de Pie, se expresó con dureza sobre las definiciones de la Vicepresidente: 'Con sus expresiones, Cristina se suma a la estigmatización que sufren los sectores más excluidos que sobreviven como se puede y que se organizan comunitariamente'.