Lacunza defendió el cepo endurecido y justificó que no se haya aplicado antes

  • Martes, 29 de Octubre de 2019 | País

Al explicar los alcances de las nuevas medidas, Lacunza señaló que las mismas son "las más adecuadas para dar una dinámica más previsible a las variables del tipo de cambio y las reservas internacionales".

"No es una concesión voluntaria al gobierno entrante, sino al deber que tenemos para con todos los argentinos de hacer una transición ordenada y cumplir el mandato constitucional, y que el próximo gobierno empiece con sus políticas", indicó el funcionario.

Lacunza defendió el hecho que las medidas se tomen a partir de ayer, al considerar que "una aplicación prematura podría haber generado un daño colateral importante e innecesario, porque estas medidas no son gratuitas, y se adoptaron cuando se consideró pertinente".

"El Banco Central tiene una política monetaria prudente para evitar un el salto como tuvimos en setiembre, derivado de la devaluación de agosto, y que se vaya en una trayectoria descendente o convergente hacia tasas más razonables", señaló.

Ante una consulta sobre las subas de precios derivadas de la devaluación, el ministro dijo: "No hacemos pronósticos, porque esa una función más de los analistas".

"La inflación de octubre va a ser inferior a la de setiembre pasado", anticipó.

Acerca de los nombres de los interlocutores económicos de Alberto Fernández para la transición, afirmó: "Hemos tenido hasta aquí conversaciones, productiva, sinceras, pero informales, porque había una competencia electoral y había un diálogo fluido, pero en el marco de la informalidad".

"Ahora será más orgánica, pero tenemos que esperar que el presidente electo designe a sus interlocutores para poder continuar, y será en los próximos días, ya que hasta ahora no está decidido por el gobierno entrante", cerró.