Lacunza pidió hacer una renegociación 'rápida y voluntaria' de la deuda

  • Miercoles, 16 de Octubre de 2019 | País

"Cuando digo que no hay tiempo para perder es porque, gane quien gane, la Argentina tiene que encarar una conversación sincera y amigable, voluntaria con sus acreedores para tener esa sustentabilidad, ese programa de deuda sustentable en el tiempo y recuperar crédito voluntario", indicó el ministro nacional durante la presentación de los datos fiscales de septiembre, que terminaron en rojo.

Lacunza indicó que, cualquiera sea el resultado de las elecciones generales, el próximo presidente "va a tener la cooperación de estos funcionarios para encarar cualquier negociación de buena fe, porque no hay tiempo para perder".

"Lo que tiene que conseguir la Argentina es recobrar acceso al mercado voluntario de deuda porque ningún país puede vivir un año y medio pagando todos los compromisos de deuda de manera sostenible, porque ningún país lo hace, se refinancian al menos los vencimientos", agregó.

Respuesta a Alberto        Fernández

Al ser consultado sobre las críticas de Alberto Fernández al uso de los dólares prestados por el FMI, Lacunza indicó que "no hay ninguna asociación entre el préstamo del Fondo y la fuga de capitales".

"El dinero prestado por el fondo se usó para pagar, el 90 por ciento del mismo, para pagar servicios de deuda", aseguró, aunque indicó que pese a que desconoce "qué asidero" tienen los planteos de Fernández, "si hay algo de eso hay que investigarlo".

También contradijo los números expresados por el exjefe de Gabinete durante el debate de candidatos, al asegurar que entre 2016 y 2019 la deuda creció un 30 por ciento y como porcentaje del PBI se elevó al 68 por ciento de acuerdo al promedio móvil de los últimos cuatro trimestres.

"La deuda está en niveles sostenibles, Argentina tiene un problema de liquidez y no de solvencia", dijo Lacunza, al tiempo que justificó este endeudamiento por "la inercia" del déficit heredado por el kirchnerismo.

Sin cambios

Durante la conferencia de prensa, el ministro nacional anunció que el superávit fiscal ascendió a 23.000 millones de pesos en los primeros nueve meses del año y que los números confirman el "sobrecumplimiento" de las metas impuestas por el FMI.

El funcionario realizó estas declaraciones en la antesala a su viaje a Washington para reunirse con representantes del FMI para insistir con el pedido para que se libere el próximo desembolso por 5.400 millones de dólares.

Durante la conferencia de prensa también negó que se estén evaluando nuevos esquemas de control cambiario. "No estamos revisando las medidas de control del mercado de cambios. Nosotros tenemos una posición: cuando tomamos una decisión, la comunicamos, no especulamos con eso. Así que no hay ninguna medida en el tapete por comunicar, por anunciar", cerró.