Las reservas cayeron a su menor nivel en seis años

  • Viernes, 23 de Septiembre de 2022 | País

Las reservas internacionales del Banco Central cayeron 1.192 millones de dólares en apenas dos días, como consecuencia de pagos realizados al FMI y el financiamiento de importaciones.

Casi todo lo recuperado por el mecanismo de dólar soja se perdió en apenas 48 horas, tras el pago de unos 2.600 millones de dólares al Fondo Monetario. A pesar de que el BCRA tiene saldo positivo por la liquidación de divisas, las reservas ingresan por una puerta y salen por la otra. 

Desde el martes, cayeron de 38.331 millones a 36.139 millones de dólares y quedaron así a un paso de perforar el piso de los 36.000 millones, lo que indicaría que la autoridad monetaria está a punto de quedarse sin reservas netas.

Las reservas brutas del Banco Central cortaron el miércoles una racha de once ruedas moviéndose al alza, al registrar una baja de 738 millones de dólares. Ayer se perdieron otros 1.400.

La tenencia del BCRA, compuesta principalmente por los swaps con China, los encajes que respaldan los depósitos en el sistema financiero local y otros préstamos de organismos, sigue en picada.

Un día antes de la puesta en marcha del dólar soja, las reservas habían había tocado un piso de 36.577 millones de dólares, su menor nivel en cinco años y casi once meses –para dar con un monto menor hay que remontarse al 14 de octubre de 2016–, lo que llevó al Gobierno a apurar, durante el fin de semana previo, el lanzamiento del programa de incentivo a las exportaciones sojeras.

Es decir, se trata de un proceso de recuperación –que entró en pausa el miércoles y que se profundizó ayer dado que hubo que hacer otro pago al organismo y por un monto aún mayor– que se apoyó en la urgente y necesaria reconstitución de las reservas propias.

Las reservas netas son las únicas que le garantizan a la entidad un poder de intervención sobre el mercado y le abrirían la chance de hacer un mejor manejo de las expectativas.

Las compras del BCRA le permitieron al país cubrir el desfase que hay entre pagos y reembolsos en el programa de refinanciación con el FMI. De hecho, la baja se verá revertida en unos días, cuando arribe un desembolso del organismo por unos 3.900 millones de dólares.