Los casos tuvieron un 'descenso importante', pero casi siete de cada diez pacientes UTI mueren

  • Miercoles, 05 de Mayo de 2021 | Provinciales

Los contagios en la provincia de Buenos Aires registraron 'un descenso importante', de un 18 por ciento en la última semana, según informaron las autoridades sanitarias, pero casi siete de cada diez pacientes internados en terapia intensiva mueren. 'La mayoría de las camas que se liberan es por óbito', lamentó el ministro de Salud provincial, Daniel Gollán.
En ese sentido, el funcionario de Áxel Kicillof sostuvo que el sistema de Salud continúa 'muy tensionado' e informó que el distrito creará un nuevo indicador para medir la ocupación de las camas a nivel regional, de acuerdo a la capacidad y a la cantidad de derivaciones.
Gollán dijo además que se registró 'un descenso importante, de más de 2.000 casos promedio intersemanal', que contempla una caída de contagios tanto en el AMBA como en el interior.
En rigor, durante la última semana (del 26 de abril al 2 de mayo) se registraron 9.663 contagios en promedio diario de covid-19 en territorio. En el periodo anterior –del 19 al 25 de abril– habían sido 11.746, en decir, un 18 por ciento menos.
Gollán celebró que la caída de los casos coincide con la implementación de las restricciones lanzadas por la Nación y avaladas por la Provincia. En ese sentido destacó que la baja se dio tanto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (de 9.703 a 7.849) como en el interior (de 2.008 a 1.786).
El ministro señaló además que 'ya no se ven colas para testeos', mientras sigue en baja la tasa de positividad –de un pico de 46 a un 42,4 por ciento– y las llamadas al 148 también descendieron.
No obstante, el ministro señaló que casi siete de cada diez pacientes internados en terapia intensiva fallecen, al tiempo que crece la tasa de internación entre pacientes jóvenes, quienes permanecen más tiempo hospitalizados. 'La mayoría de las camas que se liberan es por óbito', señaló.
En ese sentido, informó que ayer había 1.634 pacientes internados en terapia intensiva cuando durante el pico del año pasado hubo 1.250, es decir, casi 400 pacientes más.
Gollán dijo que la baja de los contagios 'ayudó a que podamos tener un equilibrio sobre un sistema muy tensado', pero consideró que 'tenemos una situación complicada en términos de ocupación de camas porque estamos observando que entran muchos pacientes y se quedan varios días internados porque en su mayoría son jóvenes'.

Nuevo indicador

El ministro de Salud provincial indicó que la provincia desarrollará un nuevo indicador que medirá la ocupación de camas a nivel regional.
'El Gobierno estableció indicadores objetivos a partir de los cuales uno tiene que tomar la decisión respecto a en qué tipo de fases se encuentra cada municipio: razón, incidencia y la ocupación de camas UTI, que se fijó en un número de 80 por ciento', explicó Gollán.
No obstante, señaló que en la Provincia 'las camas no se pueden medir por municipio porque, para poner ejemplos claros, si tomamos Bahía Blanca, las camas ocupadas no son solo de pacientes bahienses sino de toda la región', explicó.
'Es un indicador que se está construyendo, que es regional y que va a tener en cuenta la velocidad con el que se instalan.