Los gremios rechazaron la oferta del municipio por insuficiente

  • Jueves, 18 de Abril de 2019 | Locales

Desde temprano, representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales y de ATE, se reunieron una vez más en el Palacio Municipal, en el marco de las paritarias 2019. El encuentro finalizó cerca de las once de la mañana con el rechazo de ambas entidades gremiales a la propuesta del Departamento Ejecutivo.

De inmediato, Ángel Olivetto y Horacio Calarco salieron a la puerta de ingreso del edificio para comunicarles a los trabajadores, que en menor número que en anteriores oportunidades –-los Municipales no pararon como ATE– se encontraban a la espera de las novedades.

Ambos informaron sobre el rechazo a la propuesta, a la que además de insuficiente en cuanto a lo salarial, cuestionaron por el tiempo en que los aumentos se irían concretando.

"Nos retiramos de una reunión que a mí no me gustó para nada, en cuanto a que no llegamos a ningún acuerdo -arrancó diciendo el titular local de ATE-. Hemos rechazado firmar (el acta) porque si bien mejoraron la oferta, nos sigue pareciendo totalmente insuficiente. Ellos están convencidos de que es buena y para nosotros está muy lejos de nuestras pretensiones".

"Es responsabilidad del Departamento Ejecutivo tener que mejorar lo que quiere que recibamos hasta febrero de 2020 -señaló a su turno el secretario de Finanzas del Sindicato de Empleados Municipales-. No hay forma de que quieran acortar los tiempos. Tratan de buscar un incentivo más en un punto o en dos, pero no mejoran los tiempos. Esta es la quinta reunión en la que estamos pidiendo que lo hagan a porcentaje en los básicos, que sean beneficiados los jubilados, que estemos todos beneficiados y que lo hagan en un corto plazo, y siguen sosteniendo, porque lo firmaron, que será hasta febrero de 2020".

Mientras Calarco anunciaba en las escalinatas del Palacio Municipal que el gremio que conduce "va a hacer una asamblea lo más rápido que podamos", Olivetto llamaba a la que ya se había convocado para la tarde de ayer.

Desde las seis de la tarde, los Municipales discutieron cómo responder a lo planteado por el Departamento Ejecutivo. En la asamblea resolvieron, en primer lugar, declararse en estado de alerta y movilización. Además, ratificar los reclamos de 18 por ciento de aumento en abril y el 10 en mayo, con una revisión de la economía en junio-; rechazar la propuesta del Ejecutivo, adherir al paro nacional del martes 30, convocado por el Frente Sindical para el Modelo Nacional y por las tres CTA, y llamar a un paro por tiempo indeterminado en Chacabuco, si es que en la próxima convocatoria del Departamento Ejecutivo no mejora sustancialmente la oferta salarial.

Calarco, por su parte, ayer a la mañana puso el acento en Víctor Aiola. "Nos preocupa que haya muchas posibilidades de que el señor Intendente otra vez otorgue algún incremento como él quiere. Están bastardeando el ámbito paritario y la Comisión de Relaciones Laborales".

"Nos cuestionaron el paro -agregó-; estamos haciendo paro, lo ratificamos y vamos a seguir haciendo paros todas las veces que sea necesario. Hacer un paro no es un capricho, es un derecho y no es que a nosotros nos guste, nos llevan a eso".

"Ya pasamos un montón de reuniones, en marzo dio lo que quiso, y sigue con la misma tesitura. Ellos dicen que les importa, pero para nosotros no les importan los trabajadores del Estado municipal, y hay que hacérselos saber a todos los trabajadores. Esto puede terminar en una denuncia a los correspondientes ministerios de Trabajo", advirtió.

El secretario de ATE también se quejó por el horario en el que fue llamada la reunión. "No sabemos de ninguna discusión paritaria, en ninguna parte de la Argentina, que se convoque para las siete de la mañana, es para dividir, para que los trabajadores no puedan venir". 

 La voz oficial

Una media hora después, el secretario de Gobierno, Ignacio Orsini, y la secretaria de Hacienda, Cecilia Gabrieli, brindaron una conferencia de prensa en la que dieron a conocer lo planteado por el gobierno municipal.

"Pese al paro de ATE -dijo Orsini-, el Intendente decidió recibir a los gremios para discutir la recomposición salarial de 2019. La propuesta de la última reunión fue modificada; se sacaron las sumas no remunerativas como pedían los sindicatos, entendimos ese pedido, y a los 2.000 pesos que fueron pagados por única vez en el mes de marzo se agregaron otros 2.000, que en este caso son remunerativos, lo que representa un aumento aproximado al 12 y 13 por ciento".

"Se priorizó el salario de los trabajadores con menos ingresos. Somos conscientes de que es un momento difícil y como estado municipal, dentro de las posibilidades de nuestros recursos, priorizamos tratar de que llegue a los trabajadores con menor poder adquisitivo. De todas formas, va a impactar fuertemente en la mayoría de los trabajadores municipales".

La propuesta incluye una cláusula de revisión para el mes de agosto, "para rever lo que resta de la paritaria", lo cual es especialmente rechazado por los sindicatos, que pretenden hacerlo en junio.

"La propuesta que se llevaron ambas entidades para consultar con sus bases -explicó Gabrieli-, es la de 2.000 pesos remunerativos, sobre los salarios básicos de febrero, que es el mes en el que finalizó la paritaria de 2018. Esto implica para los salarios más bajos, el administrativo E, un 13 por ciento de incremento. Para otros salarios, significa un 9,5, por ejemplo para un subdirector. A eso le sumaríamos 500 pesos no remunerativos, en el mismo mes de abril, más un 3 por ciento en mayo, un 6 en julio y ahí nos sentaríamos a revisar lo ocurrido con la inflación en ese lapso. Es decir que a los salarios más bajos les estamos ofreciendo un 22 por ciento remunerativo hasta julio, más lo 500 pesos no remunerativos que otorgaríamos en abril".

"Creemos que es superadora -agregó la secretaria de Hacienda-, básicamente porque el adicional de 2.000 pesos es remunerativo y además incluye porcentuales. Hubo un planteo sobre el achatamiento de la pirámide salarial, que es lo que a veces pasa cuando se otorgan sumas fijas y no porcentuales. La propuesta es mixta, intenta paliar la situación de los que menos perciben. Los porcentuales, que transcurren a lo largo del año, intentan mitigar los efectos de la inflación, que hay que entender que no transcurre toda junta".

"Es muy difícil discutir con estos muchachos", había dicho Calarco minutos antes, sobre Aiola, su equipo y los funcionarios, más el senador Agustín Máspoli y el diputado provincial Marcelo Daletto, que también estuvieron presentes. Sobre esto, Orsini se mostró sorprendido. "Desconozco por qué manifestaron eso –expresó–, porque la reunión se desarrolló en excelentes términos, con los sindicatos manifestando su postura en defensa de los trabajadores que representan". 

"Nosotros estamos igualmente preocupados por la situación de los trabajadores, pero entendiendo también la responsabilidad del lugar que ocupa el Intendente, como equipo que lo acompaña, y el Intendente siendo consciente de que administra los recursos de todos los ciudadanos de Chacabuco que aportan para que la administración funcione. Sería un acto irresponsable de su parte otorgar incrementos que pongan en riesgo el pago del salario de los trabajadores, en primer lugar, y en segundo, el resto de la administración municipal".

Cuando se consultó sobre un posible nuevo aumento salarial decidido por decreto, Orsini respondió: "No se está evaluando todavía. Sería apresurado decir que el Intendente otorgará el aumento por decreto, aunque sabemos que está dentro de las facultades del Ejecutivo".

Acerca de la fecha en la que se llamaría a un nuevo encuentro entre las partes, señaló que de haberlo sería en mayo. "ATE no puede participar antes porque los días 26, 27 y 28 sus dirigentes no estarán en Chacabuco porque tienen otros compromisos".

Por su parte, Gabrieli se refirió a los posibles márgenes de negociación que podría tener el Municipio. "Hay alguna cuestiones que podríamos revisar, pero claramente nos tendríamos que volver a sentar a charlar entre todo el equipo para revisar los números nuevamente y lo evaluaríamos. No podría precisarlo en término de que todavía nos quedaría un margen".

"El tema del margen siempre está dentro del límite de cada reunión –añadió Orsini sobre este punto–. Hacemos los cálculos y nuestro mayor esfuerzo buscando el equilibrio siendo responsable con los números de los recursos de todos los chacabuquenses.

Un gran despliegue policial

Llamó la atención la gran cantidad de efectivos policiales presentes ayer en el Palacio Municipal, la mayoría de ellos de civil, ubicados en distintas dependencias del edificio.

Tanto los trabajadores que se manifestaban como sus representantes, manifestaron su malestar y disgusto por la medida .

Consultado sobre este tema, el secretario de Gobierno expresó que el operativo de seguridad se decidió "simplemente para resguardar el patrimonio municipal, el edificio. Por supuesto que (la reunión) se dio en total orden como ocurre casi siempre. Tuvimos una experiencia un poco diferente en marzo del año pasado, no así en octubre. La decisión fue tomada por el ejecutivo, a partir de ahí resguardamos tanto el edificio municipal como la gente que concurre a pagar los servicios y tasas, y los empleados que no se plegaron al paro y no estaban manifestándose". 

"Son momentos que a veces puede derivar en disturbios, pero no ha pasado a mayores. El diálogo con los sindicatos es absolutamente fluido, la reunión se dio con total normalidad y esperamos seguir así porque queremos cerrar esta etapa lo antes posible".