Los martilleros piden operar por los alquileres

  • Domingo, 19 de Abril de 2020 | Locales

El Centro de Martilleros  y Corredores Públicos de Chacabuco pidió en dos oportunidades a la Municipalidad que se permita funcionar a las inmobiliarias, para tratar de cobrar los alquileres de viviendas y locales comerciales, informó el presidente de la entidad, Efraín Cirigliano.

'Con respecto al sector inmobiliario, la actividad está totalmente paralizada, como el comercio y otros profesiones –señaló Cirigliano–. Salvo las actividades exceptuadas, estamos todos en la misma cuarentena'.

'Hemos presentado una nota como Centro de Martilleros y Corredores Públicos el jueves 9 de abril –agregó– para ver si podíamos, con horario restringido y cumpliendo el protocolo sanitario, abrir las inmobiliarias una o dos horas a la mañana, para gestionar lo que es cobro y pago de alquileres. Esto, para realizar la liquidación de los alquileres y que no se corte la cadena de pagos. Sabemos que hay mucha gente que tiene alquilada una propiedad y que necesita de ese dinero. También es para la gente que alquila y tiene voluntad de pagar, de manera que no se le acumule la deuda. Como las inmobiliarias están cerradas y sin actividad, no podemos cumplir con ese objetivo. La idea es que las autoridades municipales revean la situación y se fijen si puede dar la posibilidad de realizar estas gestiones'.

'El viernes a la mañana presentamos una nota del Colegio Departamental de Martilleros de Junín, firmada por Daniel Di Palma, su presidente, dirigida al intendente Víctor Aiola, que tiene por finalidad que se analice la posibilidad de la apertura de las inmobiliarias contemplando la emergencia sanitaria y contemplando todas las medidas de bioseguridad. Es una nota muy similar a la que presentamos como Centro de Martilleros en Chacabuco. La idea central partió del Colegio de la Provincia de Buenos Aires que luego bajó a los colegios departamentales.

Además de la apertura de las inmobiliarias por un período determinado, se agrega la posibilidad de que 'se analice la posibilidad de tener salidas transitorias para ir a cobrar los alquileres a domicilio', explicó el vecino.

'La cadena de pagos'

'La preocupación más grande que tenemos es la cadena de pagos –reconoció Cirigiliano–. Hay mucha gente que necesita del dinero de los alquileres y detrás de esas personas hay familias'.

'Debemos tener muy presente que hay un sector que no va a poder pagar el alquiler por diferentes motivos. Se trata de gente que se quedó sin trabajo o que no está cobrando un ingreso, o que ante la situación decide destinar su dinero a la alimentación o cuestiones imprescindibles, como los medicamentos, dejando al pago de alquileres o servicios en el aire'.

'Esa gente –continuó– también está contemplada en un decreto que emitió el Estado nacional. Se dio la posibilidad de congelar el precio de los alquileres al mes de marzo. Sobre las modificaciones en el precio que estén firmadas en el contrato hacia adelante, para quien no las pueda pagar a la fecha, el Estado nacional decretó que puede abonarlas en tres cuotas a partir de octubre. Y para quien directamente no pueda pagar lo fijado por el congelamiento, se determinó que se abone lo que se pueda y el resto se pueda pagar a partir de octubre desde tres hasta seis cuotas. Se fijó una tasa de interés que marca el Banco de la Nación Argentina. Esto no quiere decir que no tiene que pagar el alquiler, pero sí da la posibilidad de pagarlo en otro momento y con una tasa de interés baja'.

'Los martilleros podemos subsistir gracias a la administración que brindamos de esos alquileres', reconoció Cirigliano.

Mercado paralizado

'La actividad en sí está totalmente paralizada. Creemos que este año está prácticamente perdido –opinó el presidente del Centro–. Se van a hacer actividades administrativas como son los alquileres, pero la verdad es que para el mercado inmobiliario los parámetros son muy malos. Esto es por el desfasaje económico que habrá a nivel mundial y el impacto que tendrá en Argentina. A eso ya lo tenemos presente'.

'También creemos que a raíz de toda la situación de la pandemia  las reglas de juego van a ser distintas –continuó–-. Tendremos que adaptarnos a ellas. Por ejemplo, se van a digitalizar las operaciones'.

Por último, Cirigliano se expresó sobre la pesificación de mercado inmobiliario.

'Los factores relacionados con la pandemia, el problema económico que va a surgir, la paralización y la disparada de la cotización del dólar blue –manifestó–, nos marcan que si la actividad quiere sobrevivir en el mercado inmobiliario, no puede estar pensando ni hablando de cotizaciones en dólares de propiedades. Estas tendrán un monto determinado y específico que no va a tener relación con desfase, la volatilidad y dinámica que tiene el precio del dólar. Debemos empezar a pesificar el mercado inmobiliario para lograr insertarnos en la realidad. Si no, de acá en adelante será muy difícil para todos. Esta es una posición personal, pero que estamos hablando con los colegas del Centro. En el Colegio Provincial también se está hablando de pesificar los valores'.