Marcelo Daletto está enojado y considera que al grupo que integra se le faltó el respeto

  • Sabado, 13 de Julio de 2019 | Locales

El 21 de junio pasado, un día antes del cierre de listas, la gobernadora María Eugenia Vidal le comunicó al presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó, que los legisladores de su espacio interno que finalizan mandato en diciembre no serían inscriptos para ir por la reelección. Entre los afectados por la decisión estuvo Marcelo Daletto que era número puesto para integrar la lista de candidatos a diputados provinciales de la Cuarta Sección.

El legislador estuvo ayer en Chacabuco y realizó declaraciones sobre el tema. Entre otras cosas, afirmó estar enojado por entender que al grupo que integra se le faltó el respeto. Asimismo, consideró hubiera sido 'mucho más honesto y serio' que esa decisión les fuera comunicada con más anticipación y opinó que quienes conducen el Pro tienen una visión empresaria de la participación política. Aclaró que, de todas formas, hará campaña por Cambiemos y sigue estando de acuerdo con lo realizado por los gobiernos nacional y provincial.

'No había ninguna duda'

'Lo importante es el proyecto y no los lugares que ocupamos las personas', dijo Daletto, aunque agregó que lo sucedido fue un tema serio, porque no se cumplió un acuerdo hecho con mucha anticipación, el cual establecía que, en su caso, sería de nuevo candidato a diputado.

Según dijo, toda esta situación arrancó en 2018, cuando Emilio Monzó, que es su referente político desde hace más de diez años, planteó diferencias basadas 'no hacia dónde deben ir el país y la Provincia, sino acerca de cómo llegar a ese punto'. También objetó la 'falta de sustentación política de Cambiemos'.

En aquel momento, Monzó planteó 'dar un paso al costado' como diputado, pero hubo un acuerdo con el presidente Mauricio Macri en el que se estableció que, en las elecciones de este año serían incluidos nuevamente como candidatos los legisladores cercanos al presidente de la Cámara, como Daletto.

En marzo pasado, agregó, 'no había ninguna duda' sobre la inclusión en las listas de los integrantes del equipo de Monzó. Sin embargo, ello no se concretó.

'El enojo no es sólo por no poder integrar la lista, porque es entendible que se pueda estar o no, sino porque el cambio de decisión se avisó en un momento en el que uno no tiene posibilidad de replantearse la planificación electoral. O sea, nosotros, que nos dedicamos a esta actividad, consideramos que hubiera sido mucho más honesto y serio que esto lo hubieran planteado en marzo, cuando uno hubiera tenido la oportunidad de organizarse de otra manera', explicó. Según dijo, la actitud fue especialmente dura con Monzó, por tratarse de quien, allá por 2014, le planteó a Macri que Vidal debía ser la candidata a gobernadora.

'Además, fue la persona que le dio la organización política a Cambiemos no sólo para ganar la elección nacional sino, específicamente, para que María Eugenia recorriera toda la provincia de Buenos Aires con un equipo que yo coordinaba', prosiguió. A eso sumó que fueron los legisladores provinciales ligados a Monzó los que en estos años más defendieron al gobierno bonaerense y garantizaron que pudiera tener los presupuestos aprobados en tiempo y forma. De hecho, Daletto sigue siendo presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara.

'Por pertenecer al espacio de Monzó'

'Pero, bueno, la Gobernadora nos comunicó que estaba muy conforme con el trabajo que realizamos, que no tiene ni una sola crítica, pero que por pertenecer al sector de Monzó estamos afuera. Obviamente que estamos en contra de esta decisión, pero queremos separar esta situación particular que nos toca, porque hoy tenemos un proceso electoral y tenemos la responsabilidad de seguir trabajando como lo hicimos hasta ahora para que la Argentina no vuelva atrás y el cambio gane en los próximos comicios. Sabemos que estamos muy bien en Chacabuco, en una situación un poco más difícil en la Provincia y mucho más difícil en la Nación', afirmó.

Al tratar de interpretar lo ocurrido, Daletto consideró que quienes conducen Cambiemos tienen muchas virtudes, como un 'excelente diagnóstico' de cuál es la problemática del país y hacia dónde debe ir, pero también 'tienen una manera de ver la participación política más parecida a como se ve en las empresas que como tiene que ser en una organización democrática'.

'Lo que nos sirvió en 2015 para llegar al poder  fue un partido de la ciudad de Buenos Aires que se pudo ampliar y convocar a otros sectores, pero una vez que se llegó al gobierno se volvió a la vieja fórmula de cerrarse. Nosotros estamos convencidos de que eso no sirve. Siempre digo que el poder es como un balde que debe mantener un nivel de agua, pero está totalmente agujereado. Entonces, siempre hay que ponerle agua. Lo mismo pasa con la dirigencia y con los votos en un espacio que gobierna', expresó el diputado, y señaló que luego de las elecciones será el momento de evaluar 'si a pesar de estas diferencias se puede seguir aportando a este cambio, que es lo que necesita la Argentina'.

Daletto dijo estar orgulloso de lo conseguido por el gobierno de Macri y, especialmente, por lo del gobierno de Vidal, cuyos resultados, dijo, 'han sido mucho mejores que los de la Nación'.

'María Eugenia ha hecho un gran gobierno en la Provincia, ha ordenado los números, e invirtió en obra pública. No tenemos ninguna duda de que el gobierno de Vidal puede mostrar mejores resultados que el de Macri. Por eso hay más aceptación popular por Vidal que por Macri', afirmó.

'No se nos cumplió la palabra'

El legislador sostuvo que, como él, hay muchos peronistas en Cambiemos. Sin embargo, agregó, también hay una parte de la dirigencia con 'actitudes antiperonistas o antipopulares'. Luego consideró, en cuanto a su futuro político personal, que no hay mal que por bien no venga.

'Más allá del enojo, porque tenemos emociones, porque no se nos cumplió una palabra y porque se nos faltó el respeto, las cosas se dan por algo y a veces cuando se cierra una puerta después se abre un portón, por lo que hay estar abierto a lo que se viene', afirmó el dirigente, quien dijo sentir una mezcla de 'frustración y satisfacción' por lo hecho por los gobiernos de Cambiemos, en sus distintos niveles, en estos años.

'Si tuviera que compararlo con un edificio, en el gobierno nacional se han construido los cimientos, en la Provincia se hicieron cuatro o cinco pisos y a nivel municipal ya tenemos una torre de quince pisos. Lo que queremos es que todos esos logros, aunque tengan diferentes niveles, se consoliden con un triunfo electoral, y dejar en un armario estas diferencias y los problemas que tuvimos, que consideramos que son cosas que no se hacen y que hay una confianza que se rompió, pero será un tema a charlar después de las elecciones', manifestó.

Por último, reiteró que trabajará en la campaña para tratar de que gane Cambiemos.

'Después de eso, se verá desde qué espacio vamos a acompañar. En estos días hablé con gente que me ha convocado a participar en distintos espacios, pero prefiero que pase la elección y buscar el lugar en el que le pueda ser más útil al proyecto local, lo cual he hablado mucho con Víctor Aiola. Seguramente, ese lugar será cercano a Emilio Monzó, porque pertenezco a ese grupo, que seguirá haciendo política y dentro del cambio. Será un tema para tratar a fin de año, porque no es lo mismo que se ganen o se pierdan las elecciones. No tengo ninguna duda que se ganará a nivel local, pero sé que está muy difícil en la Provincia y el país. De todas formas, en 2015 se ganó por 4 puntos la Provincia y por 1,30 la Nación, por lo que es un final abierto', concluyó.