"Márquez no consideró el trabajo de la Galería"

  • Lunes, 29 de Abril de 2019 | Locales

 Celina Felice, salió al cruce de las críticas contra su gestión que realizó el artesano de la madera, Raúl Márquez, a través de la banca abierta del Concejo Deliberante. La funcionaria compartió un descargo con los medios de comunicación.

Felice contó que en un principio se le había dado a Márquez la posibilidad de exponer su obra en el hall de la Casa de la Cultura. El artesano aceptó, pero luego cambió de parecer.

"Debido a su insistencia hago modificaciones en la agenda  de las muestras y  le concedo el espacio solicitado, dándole la opción de inaugurar en forma independiente o de hacerlo en el Día Internacional de la Mujer, que se conmemoraría con un acto protocolar y cultural de reconocimiento a mujeres destacadas del quehacer social y cultural de la localidad de Chacabuco", comentó Felice. 

"Le informo que concurrirá un número importante de público y que su exposición dará el marco adecuado y, al señor Márquez, le gratifica porque considera que se expone con el deseo de que mucha concurrencia disfrute de la exposición para la que tanto trabajó".

"El mismo día, en horas de la mañana –agregó–, se apersona en la dirección del Teatro manifestándome su preocupación porque no veía demasiada difusión sobre el evento. Lo atiendo en forma personal y  hago notar todos los medios por los que se informó y difundió (le muestro los numerosos mails enviados, las publicaciones en redes sociales, etc.) y le recuerdo que se inaugurará en el marco de los reconocimientos que el Municipio hará a las mujeres de partido. Se retira satisfecho".

   "Llegado el momento de la inauguración –continuó–se muestra ante mí  entusiasta y solicita permiso para que un sacerdote dé la bendición y, sin ningún reparo, le concedo lo  pedido y luego de esta apertura lo invitó como protagonista de la noche a que se dirija a los presentes. Lo hace de manera natural y cordial y se sigue con el cronograma establecido. En varias oportunidades, por micrófono, se explica a los asistentes que, una vez concluido el acto protocolar, podrán disfrutar de un refrigerio y recorrer la muestra con tranquilidad ya que por tanta concurrencia no puede apreciarse en su totalidad".

"Finalizado lo previsto para la noche, me hacen saber que el señor Márquez estaba fuera de sí porque consideraba que tanto público había "estropeado" el sentido de su muestra". 

"El sábado por la mañana, sin mediar nota escrita, pedido formal o comunicación coloquial, se presenta en la Galería y sube al espacio (el ordenanza por conocerlo pensó que sólo quería acomodar algo ya que no era horario de visita o atención al público y le permite el acceso) corta el material que sostenía los diferentes cuadros, y baja la muestra dejando todo en el piso y retirándose sin dar explicaciones", continúa el texto de la subsecretaria de Cultura.

"El lunes (Márquez) hace saber, ante la sorpresa de los empleados, que no se llevará su obra hasta que yo no lo contacte y, al  enterarme, lo llamo para dialogar sobre lo sucedido. El señor Márquez sólo levanta su voz y no me permite dialogar en forma civilizada, me acusa de haberle faltado el respeto y niega todo lo acordado y recibido por parte del Área de Cultura, agrede con expresiones de mala fe y dice haber sido utilizado con fines políticos. Ante tanta sinrazón y sintiéndome injuriada le manifiesto que, más allá del respeto que me merece como ser humano y como persona mayor, no estaba ya  dispuesta a recibir más agravios y me  despido con la fórmula de cortesía correspondiente".

"El señor Márquez no consideró el trabajo denodado de los empleados de la galería que, debido al gran porte de la muestra, trabajaron días y el Municipio afrontó costos de catálogos, difusión, etc.y se organizó cronograma de visitas de escuelas que debieron ser suspendidos por no contar el espacio con la muestra para ser visitada", finalizó.