Massa y Cristina congelaron el sueldo de los legisladores y del personal por 180 días

  • Sabado, 28 de Diciembre de 2019 | País

En el marco de la emergencia económica, los presidentes de Diputados, Sergio Massa, y del Senado, Cristina Kirchner, congelaron por 180 días los sueldos y dietas de los legisladores y el personal político de ambas cámaras.

Esta medida había sido solicitada por la oposición luego de que se conociera la suspensión de la actualización de las jubilaciones. Ahora, el oficialismo deberá sacar resoluciones en las dos cámaras con la nueva disposición que afecta los salarios de los senadores y diputados.

Las disposiciones en principio no afectarían a los empleados en planta permanente del Congreso de la Nación.

El titular de la Cámara Baja dijo que tomó la decisión ya que "resulta imprescindible transitar el camino de la austeridad en la función pública, guiados por la ética de la solidaridad y promoviendo políticas acordes a la realidad".

La bancada de senadores de Juntos por el Cambio ya había presentado el jueves un proyecto de resolución para suspender por seis meses los incrementos de las dietas de los senadores y solicitar que se revisen los parámetros para determinar aumentos en el futuro.

A comienzos de la semana, el presidente de la principal bancada de la oposición, Luis Naidenoff, había dicho que era necesario "discutir el costo de la política" y que se requería de "un gesto contundente".

El último incremento de las dietas fue en septiembre de 2019. La resolución firmada por la presidenta del Senado, Gabriela Michetti y su par de Diputados, Emilio Monzó, establecieron el 10% de aumento para noviembre, 10% para diciembre y otro 10% en enero. Este último incremento quedaría congelado con las dos resoluciones.

Las subas de diputados y senadores están atados a las paritarias de los trabajadores legislativos. Cobran el 20% más al equivalente del sueldo de un empleado administrativo de la categoría más alta del Congreso. Además se le suman los montos extra por gastos de representación y desarraigo en el caso de los legisladores que viven en el interior.