Murió Carlos Menem; sus restos son velados en el Congreso de la Nación

  • Lunes, 15 de Febrero de 2021 | País

El expresidente de la Nación, Carlos Saúl Menem, murió ayer a los 90 años luego de haber sido internado por una 'infección urinaria' que se complicó por los problemas cardiológicos 'de base' que sufría.

Menem fue presidente argentino durante toda una década, de julio de 1989 a diciembre de 1999. Antes, había sido gobernador de La Rioja (1973-1976 y 1983-1989) y luego de dejar el Ejecutivo nacional, ocupó una banca en el senado desde 2005 hasta hoy.

El pasado 13 de julio, el riojano fue diagnosticado con una neumonía severa y su estado de salud se deterioró fuertemente en las últimas semanas. Estuvo internado en el Instituto Argentino del Diagnóstico (IADT) y luego en el Sanatorio Los Arcos, de Palermo.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Alberto Fernández despidió al exmandatario 'con profundo pesar', y destacó que 'fue perseguido y encarcelado' por la dictadura y 'elegido democráticamente' en los cargos que ocupó. Mauricio Macri indicó que 'nos deja, ante todo ,una buena persona, a quien recordaré con mucho afecto'.

Hijo de inmigrantes sirios, Menem nació en Anillaco, La Rioja, el 2 de julio de 1930. Estudió abogacía en Córdoba (1949-1955) y desplegó desde muy joven una carrera política en el peronismo de su provincia. En 1973 llegó a la gobernación, cargo del que fue removido por la dictadura cívico-militar en 1976. En gran parte del ese periodo estuvo detenido.

En el regreso a la democracia fue elegido nuevamente gobernador de su provincia y en 1988 sorprendió al ganarle la interna peronista presidencial al histórico dirigente Antonio Cafiero. Un año después, derrotó al radical Eduardo Angeloz y fue elegido Presidente.

Sus gobiernos estuvieron marcados por la Ley de Convertibilidad –un peso, un dólar–, la privatización de empresas públicas, la reforma constitucional de 1994 y el alineamiento con los Estados Unidos. Además, en los años de su gestión se produjeron los atentados de la Embajada de Israel y la AMIA.

El gobierno de Menem fue salpicado por numerosas denuncias de corrupción, entre ellas, la vinculada a la venta de armas ilegal a Ecuador y Croacia. En 1995, hubo una serie de explosiones en la planta de Fabricaciones Militares en Río Tercero.

También en 1995 su hijo Carlitos, de 26 años, murió luego de que el helicóptero en el que transitaba se estrelló con cables de alta tensión y su madre, Zulema Yoma, denunció que se trató de un atentado. El hecho aún continúa siendo una incógnita.

Tras dejar el Ejecutivo, Menem afrontó varias causas judiciales y hasta tuvo que cumplir prisión domiciliaria. En 2003 volvió a ser candidato a presidente y fue el más votado en la primera vuelta, pero se bajó antes competir en el balotaje con Néstor Kirchner.


Múltiples investigaciones en su contra, una condena y seis meses de arresto

El ex presidente y senador nacional, Carlos Saúl Menem, afrontó una gran cantidad de causas judiciales no sólo por corrupción sino también por hechos vinculados al atentado a la AMIA.

Menem solo recibió una condena en esa causa que nunca quedó firme y por otra estuvo preso apenas seis meses de manera preventiva, y la mayoría de las investigaciones prescribieron o languidecieron con el tiempo.

La imagen de Menem acechado por las causas en su contra fue eso, tan sólo seis meses preso en 2001 en una quinta de Don Torcuato de manera preventiva, por el supuesto tráfico de armas a Croacia y Ecuador: casi todas las causas terminaron en la nada por el paso del tiempo.

En el juicio en el que se lo acusaba por firmar decretos en 1991 y 1994 por la venta de 6.500 toneladas de armas que figuraban como destinadas a Venezuela y Panamá, fue absuelto en 2011.

Dos años más tarde, la Cámara Federal de Casación revisó el fallo y lo condenó a siete años junto a otras once personas por contrabando agravado, pero en 2017, cuando el expediente llegó a manos de la Corte Suprema de Justicia, se ordenó un nuevo fallo.

Pasaron muchos años y prescribieron varias causas

En octubre de 2018, la Cámara de Casación, con la firma de los jueces Liliana Catucci y Eduardo Riggi, sacó un nuevo fallo en el que absolvió al expresidente por prescripción: habían pasado más de 20 años.

Otro hecho escandaloso que envolvió a Menem fue el supuesto intento de encubrimiento de los acusados de volar la sede de la AMIA en 1994 con presuntas maniobras como un llamado a la Justicia para frenar allanamientos. El dirigente riojano fue juzgado junto con el extitular de la SIDE, Hugo Anzorreguy; el exjuez, Juan José Galeano, y muchos otros, y fue absuelto por decisión del Tribunal Oral Federal N°2 luego de tres años y medio de debate oral.

Esa decisión fue apelada por el fiscal Raúl Pleé, ante la Corte, decisión aún pendiente de definición, y en el cual solicitó la condena de cuatro años, tal cual lo había pedido la fiscalía en el juicio.

También terminó en nada la acusación sobre Menem que incluía a su exministro de Economía, Domingo Cavallo, en la causa por la venta a precio vil del predio de Palermo a la Sociedad Rural Argentina en 1991.

El predio se vendió a 100 millones de dólares menos de su valor real y por ello en el juicio el expresidente había sido condenado a tres años y nueve meses de prisión, según el resultado del juicio que finalizó en marzo de 2019.

Pero meses más tarde, y a 28 años del hecho, la Cámara Federal de Casación Penal, otra vez con la firma de los jueces Liliana Catucci y Eduardo Riggi, lo sobreseyeron porque se vencieron "los plazos razonables" del expediente.

La única condena que recibió, pero que no quedó firme porque no se pronunció la Corte Suprema de Justicia, es por el cobro de sobresueldos para él y varios de sus exfuncionarios durante su gestión. Ese caso se originó con la propia confesión de la fallecida exsecretaria de Medio Ambiente María Julia Alsogaray, que intentó justificar su incremento patrimonial con el cobro de esas sumas de dinero como funcionaria pública.

Esa condena de cuatros años de prisión fue luego confirmada por la Casación, pero tampoco tuvo definición de la Corte.

El exmandatario tuvo otras investigaciones que llevaron décadas, pero que ni siquiera llegaron a instancia de juicio oral, y languidecieron en los despachos de Comodoro Py. Una es la causa que derivó en un caso de supuesto enriquecimiento ilícito, que se originó en 2004 por desprendimiento del caso de supuesto tráfico de armas a Croacia y Ecuador: se estaba realizando un peritaje contable que ordenó la jueza federal del caso María Eugenia Capuchetti.

Por otro lado, en 2013 el Tribunal Oral Federal 4 absolvió al senador por supuesta omisión en sus declaraciones juradas al no declarar dos cuentas bancarias en Suiza: otra vez el protagonista fue el paso del tiempo y su desvinculación fue por prescripción. Una investigación incipiente que lo tuvo a Menem acusado en la Justicia de Córdoba fue la explosión de la fábrica militar de Río Tercero, pero también el expediente terminó sujeto a avances y retrocesos.