Nación, Provincia y Ciudad alinean discursos y preparan el clima para la cuarentena estricta

  • Miercoles, 24 de Junio de 2020 | País

Luego de la reunión que mantuvo el lunes el presidente Alberto Fernández, junto al gobernador Áxel Kicillof y al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para definir el futuro de la cuarentena en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), y si bien no hubo anuncios oficiales, desde Nación, Provincia y la Ciudad alinearon discursos y preparan el clima para avanzar hacia un confinamiento más estricto.

Si bien desde el gobierno porteño se mostraban reacios a la posibilidad de volver más estricto el confinamiento, en las últimas horas, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, admitió el lunes que es necesario para mermar los contagios. 'Con quince días de fase 1, podríamos acomodar la curva', sostuvo.

'Aún no hemos podido cambiar la tendencia de un aumento leve y sostenido, si no logramos cambiarlo paulatinamente y naturalmente se va a ir estresando cada vez más el sistema de salud', dijo el ministro porteño.

Cabe señalar que desde la Provincia vienen advirtiendo sobre un posible desborde de la capacidad hospitalaria si los contagios siguen creciendo a este ritmo. El lunes un informe del Ministerio de Salud sobre la ocupación de camas en el AMBA (no incluye CABA) detalló que de 18.326 plazas totales –tanto del sector público como privado, hospitales municipales, provinciales y nacionales–-, 9.493 (51,75%) ya estaban ocupadas: 1.199 por covid-19 confirmado y 1.237, por 'sospecha'.

Así, en las salas de cuidados intensivos, la ocupación llegaba al 52,20 por ciento: 1.961 internados sobre 3.757 camas. De ellos, 250 eran pacientes con el virus confirmado y 191 con sintomatología. El gobernador Áxel Kicillof señaló ayer a la mañana que la cuarentena temprana sirvió para ampliar el sistema sanitario, y dijo que las camas de terapia intensiva en los hospitales de los 40 municipios que integran el AMBA aumentaron en un 31 por ciento, pero analizó que 'es claro que aún con toda esta expansión si no logramos recuperar el achatamiento en la curva de contagio, las camas podrían no alcanzar'.

Por su parte, el ministro de Salud, Ginés González García, había señalado que si bien el pico de contagios 'todavía no llegó', sería 'deseable' una vuelta a la fase 1, y confirmó que el jueves habrá anuncios 'importantes' en relación a la continuidad de la cuarentena. 

Según trascendió, las autoridades esperarán hasta entonces para ver cómo evolucionan los contagios y buscarán encontrar un 'equilibrio' entre las medidas más estrictas y el ánimo social, para que las nuevas restricciones sean cumplidas efectivamente. El transporte público podría estar en el centro de las novedades.

'Evidentemente tenemos que tomar alguna medida porque lo que nosotros estuvimos haciendo fue muy útil para tener un crecimiento lento, se esperaban resultados mucho más trágicos para este tiempo, pero estamos creciendo y tenemos que buscar cómo pararlo. Siempre dijimos que eso se hace poniendo el pie en el freno', manifestó.

González García habló de la necesidad de 'hacer equilibrio con la situación de la gente, que está cansada', y en la misma línea se expresó Quirós: 'Tenemos que mantener un vínculo, una relación entre lo que la sociedad está dispuesta a hacer y lo que los gobiernos dictaminamos como normativa. Hay que entender bien el sentir de la sociedad y proponer las soluciones que la sociedad pueda cumplir'.

En una conferencia de prensa ayer a la mañana, el ministro porteño dijo que si en los próximos días se sigue sosteniendo la tendencia en alza de los casos diarios de coronavirus en la CABA, 'pediremos un último esfuerzo a los ciudadanos' y destacó que un 'elemento esencial es el tema de la circulación del transporte público, con una mirada metropolitana'.

'Vamos a esperar hasta el jueves o viernes para definir esa evolución (de la curva de contagios) para proponer restricciones', afirmó Quirós en la sede del Gobierno porteño.

Más allá de la buena sintonía discursiva lograda en los últimos días, el ministro de Salud nacional dejó en evidencia que aún existen diferencias en el modo de tramitar la cuarentena con la CiABA. 'La Ciudad siente que quizás ya le pasó el pico y que ahora lo tiene más controlado, pero eso varía. Nos vamos dando cuenta de que si pasa algo como lo de hoy (la cantidad de casos que hubo), evidentemente no parece ser tan cierto eso de que está estable'.

'Creo que todavía nos falta para el pico, ojalá que no mucho', digo el funcionario, y continuó: 'En enfermedades respiratorias el pico se da en la última semana de junio y en la primera de julio, pero con el crecimiento que tuvimos en los últimos días creo que vamos a tener un repunte'.