Otra excepcional actuación de Lucas Báez

  • Martes, 16 de Abril de 2019 | Deporte Local

Lucas Báez alcanzó en el mediodía de ayer un nuevo hito en el atletismo al coronarse como el mejor argentino -compitieron 67- y segundo latinoamericano en la 123ª Maratón de Bóston. Luego de sus excepcionales participaciónes en Chicago 2017 y New York 2018, el "gaucho runner" volvió a descollar en esta prueba que albergó a 30.000 atletas de todas partes del mundo y que es considerada la más difícil del planeta.

Entrevistado por Ciudad Deportiva, el atleta oriundo de nuestra ciudad contó, de manera exclusiva, cuán difícil resultó esta prueba, describió la compleja geografía del terreno y las metas que todavía quiere alcanzar.

Rodeado por sus seres más queridos, lo primero que expresó fue su estado anímico. "Estoy muy contento de haber podido terminar la cuarta Mayor del circuito -junto con Nueva York, Chicago, Berlin, Londres y Tokio forma parte de las seis pruebas que configuran el World Marathon Majors- así que es todo un honor poder llevarnos esta cuarta medalla para la ciudad de Chacabuco." 

El clima 

"Arrancó la mañana bastante complicada -aclaró- desde el parque central de Bóston desde donde nos llevaron 42 kilómetros hacia las afueras de la ciudad bajo una tormenta bastante fuerte, que hacía todo más complicado y a pesar que luego paró, quedó la humedad cargada en el ambiente, por momentos hacía calor, por momentos estaba fresco. Fue bastante raro todo lo climático a lo largo de la carrera, con el viento un poco cruzado por sectores, que hizo que las variantes cambiaran de lo que serían las condiciones normales que esperábamos tener. Obviamente uno siempre no corre con las mejores situaciones pero, los pronósticos anunciaban algo peor que, por suerte, no se dio, en el lapso que corrimos, la lluvia no se hizo presente y estuvimos mejor de lo esperado. Igual el clima influyó, sobre todo, en esta que es considerada la madre de las maratones, con su encanto, por un lado, y la dureza del trazado, por otro."

El tiempo 

"Gracias a Dios pudimos entrar en el tiempo porque hicimos 2h29m33s, casi un minuto arriba del que había hecho el año pasado en New York, que es otro tipo de circuito, más favorable por tener tramos más rectos que nos permitió otro plan de carrera, y en este nos costó encontrarle la vuelta a la carrera porque, desde donde sale hasta donde llega, es un continuo sube y baja. Empieza con una bajada fuerte de unos 8km, y después, vienen unos 15km de serrucho porque vas subiendo y bajando, un vaivén permanente, y luego vuelve a bajar hasta los 25km que es donde comienza la parte dura porque hasta los 34km hay cuatro colinas que se ponen bastante ásperas que te llevan a bajar el ritmo y, con las piernas cansadas que traes, más todavía. Una vez que llegamos hasta ahí, comenzamos otro descenso de unos 8km más hacia el centro de Boston donde el cansancio se hizo sentir, pudimos acelerar en los primeros 5km, donde recuperamos el ritmo después del desgaste de las cuatro colinas, pero se sitió y esta vez no pusimos llegar fuerte al final aunque pudimos mantener, un poquito más arriba de lo esperado, el ritmo de carrera".

Triple corona en tierras americanas

"Estoy muy feliz de haber podido cerrar un círculo con las tres competencias en EE.UU. donde, ya era sorprendente, repetir en Nueva York fue increíble, y en este, la madre de las maratones, lograr este resultado, entrar entre los 100 primeros creo que es lo más lindo al esfuerzo y dedicación que un atleta amateur puede tener.

Bóston, la más dura.

Si bien todavía nos quedan las de Tokio y Londres, las repercusiones que tenemos y por lo que nos cuentan amigos que han corrido, ésta es la más complicada para encontrarle la vuelta pero, por otro lado, es la más antigua de todas y la gente la vive de una manera única, además del nivel de corredores que había fue impresionante; algunos te pasaban como una flecha. Vengo de salir 45° en Nueva York y en esta, casi con el mismo tiempo, terminé en el puesto 100. Ahí uno se da cuenta del nivel que tiene la maratón de Boston"

Pocos argentinos

"Es muy complicado clasificar. De las seis maratones, esta es la más complicada porque solamente se hace por tiempo o por algún Chasqui, que son muy caros para personas de EE.UU. y mucho más para nuestras billeteras. La particularidad es que, las principales maratones que se corren en éste país, son clasificatorias para Boston y de ahí la importancia que tiene esta prueba. Todo el mundo la quiere correr y nosotros tuvimos la suerte de poder clasificarnos con el tiempo que obtuvimos en la maratón de Chicago aunque lo actualizamos el año pasado en la de New York, además que, durante cierto tiempo van a justando ese tiempo para alcanzar la clasificación en cada categoría, y eso le sube el nivel a la carrera de una manera espectacular".

Lo que queda, y que es lo que se viene.

"Lo que quedaría serían las de Tokio y la de Londres, y dos más en lo que resta del último semestre de este año. Si bien las dos ciudades son exóticas, si me dan a elegir, me quedaría con Tokio por ir a la otra punta del planeta. Es más encantador aunque sabemos que Londres es mágico, como se lo ve. Son dos ciudades complicadas de elegir pero, por oportunidades para clasificar, sería en la de Tokio en la que estaría entrando en esta categoría semi élite en la que estoy corriendo porque, en Londres, es más complicado. Por lo económico y por otros factores de los cuales estamos alejados"

Vamos juntos hacia la meta

"Quiero agradecer a todos los que me escribieron que, como le respondí a todos ellos, vamos juntos hacia la meta porque, en los momentos más duros de una maratón o de cualquier carrera, uno empieza a pensar en esa gente que te está siguiendo, se siente su cariño a pesar de que a muchos no conozco, es simplemente decirles que estoy eternamente agradecido, que estén pendientes de la carrera, seguirla por las distintas aplicaciones o por ESPN para poder informarse.

Agradezco a todos y ojalá que nos sigan acompañando en esta forma de soñar diferente. Lo mío es el running y el atletismo, que me da esta posibilidad de estar en estas grandes competencias representando a la ciudad y al país de manera amateur, algo que te llena de orgullo cada vez que podemos concluir cada una de ellas."