Para Pérez, la Cooperativa Eléctrica está 'en grave peligro de supervivencia'

  • Viernes, 05 de Agosto de 2022 | Locales

El presidente del bloque de concejales de Juntos, Alejo Pérez, afirmó que la sucesión de balances negativos que se registran en la Cooperativa Eléctrica ponen a la principal institución privada de Chacabuco 'en grave peligro de supervivencia'.

Tales expresiones fueron vertidas en la sesión que el Concejo Deliberante realizó anteayer, durante la cual el bloque oficialista presentó dos pedidos de informes dirigidos a las autoridades de la Cooperativa. 

'Veo con preocupación la gestión y la conducción de la Cooperativa Eléctrica', expresó Pérez, y señaló que los balances 'año a año' dan 'cada vez más pérdidas'. Acerca de esto, señaló que se dice que el ejercicio cerrado el 30 de junio pasado podría arrojar números negativos por 400 millones de pesos.

'Yo creo que puede ser más, y superar los 500 millones', expresó el concejal, y agregó: 'Esta situación pone a una de las más importantes instituciones de Chacabuco en grave peligro de supervivencia'.

'Y eso lleva al peligro de que no se cumpla con la prestación del servicio', prosiguió.

Luego consideró que de parte de las autoridades de la institución 'no se ven medidas y decisiones' que lleven a mejorar la situación.

'Es un poco como lo que pasa en el país, donde no se ven medidas que traten de encauzar la situación', añadió y, señaló que es preocupante que todas las secciones de la Cooperativa presentan pérdidas. Es el caso de los servicio asistenciales, cuyo déficit es superior a los 11 millones de pesos.

Pérez citó declaraciones del presidente de la entidad, Ricardo Ciminelli, que dijo que buena parte de la situación se debe a los retrasos tarifarios.

'Lo que no tuvo en cuenta es que el 30 por ciento de la energía que la Cooperativa Eléctrica compra, no se factura. Es decir, se compra una determinada cantidad de energía y no se sabe qué pasa con un 30 por ciento', aseveró.

Pérez también cuestionó la nueva aplicación de la cuota de capitalización, lo cual, dijo, representa un aumento del 22,5 por ciento en las facturas y debería utilizarse para la realización de obras, 'no para sostener la ineficiencia de la gestión'.