'La gente nos reconoce lo que se está haciendo'

  • Lunes, 06 de Septiembre de 2021 | Locales

'Soy parte de esta de esta gestión y participo en esta lista porque siento que cuando uno se pone a trabajar en algo tiene que hacerlo con el compromiso absoluto, y más allá de lo que me corresponde técnicamente, el compromiso político también está', manifestó Fabio Di Palma, secretario de Obras y Servicios Públicos, y quinto precandidato a concejal por la lista Pro 1A, que en la interna de Juntos encabeza Ignacio Orsini.

'Hay que trabajar mucho en las ordenanzas que tienen que ver con la construcción, a las que hay que actualizar, las de tendido eléctrico. Hay muchas que hay que actualizar y otras que hay que mejorar', agregó.

Respecto del posible contexto de desinterés en el que se darán las PASO, señaló: 'Siempre, antes de las elecciones, hay una gran cantidad de análisis basados en encuestas que después  no se concretan en la realidad. Yo tengo la suerte de estar cerca de los vecinos y estoy percibiendo otra cosa: la gente está reconociendo lo que se está haciendo. Siempre pasa eso y cuando llegan las elecciones, la gente participa. Tenemos un sistema democrático que es absolutamente sano y la población lo sigue valorando. Más allá de que pueda haber bronca con alguna gestión o algún político en particular, los argentinos valoramos muchísimo lo que es la vida en democracia y cuando llegan las elecciones, participamos.

–¿Por qué habría que votar a la lista que encabeza Nacho Orsini?

–No queríamos ir a una interna, nos hubiese gustado concretar una lista de unidad, somos parte de esta gestión y la defendemos. La interna se da porque las estructuras partidarias que conforman la coalición así lo decidieron en lo provincial. ¿Por qué hay que votarla? Porque el Pro, como gobierno, transformó la ciudad de Buenos Aires desde la infraestructura. Yo me identifico mucho con esa forma de gestionar. Fue emblemático el trabajo que se hizo con el entubamiento del arroyo Maldonado, una obra muy postergada durante mucho tiempo. Con gestión en obras necesarias para la gente, se empezó a transformar la Ciudad. Eso es lo que tenemos que volcar a las localidades y es por donde viene una forma diferente de gestionar.

–La gestión de Mauricio Macri, como presidente, no fue de las mejores, y eso se reflejó en las elecciones de 2019.

–A lo largo de la historia, todos los gobiernos han tenido errores graves, entiendo que Macri puede haber cometido errores en otros aspectos, pero también digo que se transformaron muchas cosas. Esa forma de gestionar la obra pública es mucho más saludable que otra. En Chacabuco, por ejemplo, en 2016 se hizo una obra de reposición de cañerías de agua, una obra que quizás no entra en el inconsciente colectivo, pero sin embargo tiene una magnitud importante. Cuando uno va a atacar esos problemas que están enterrados, lo comparto, creo que va por ese lado.

 –¿Qué opinión le merecen los gobiernos nacional y provincial?

–Es muy difícil evaluar este gobierno, cuando a poco tiempo de asumir aparece una pandemia que ha afectado todo a nivel global, pero  no me gustó cómo se manejó el tema de la pandemia, el vacunatorio VIP, el tratamiento que tuvo lo de las vacunas, y mucho menos me gusta que cuando todos estábamos aislados, cumpliendo los protocolos vigentes en (la quinta presidencial de) Olivos entraba y salía gente todos los días y hacían fiestas de cumpleaños. Como ciudadano, y como le pasa a muchos, esas cosas me molestan. Ahora hay que ver, en el contexto, como salimos de la pandemia, porque hay que reactivar la economía, hay que ver cómo se recupera la presencialidad en las escuelas. Pero más que nada, lo que me gusta es mirar para adelante, pensar hacia qué futuro queremos ir. Soy un convencido de que hay cuestiones que los argentinos tenemos que pensar a largo plazo y hay temas que debemos resolver, y que se resuelvan sea la gestión que venga. Debemos discutir qué modelo de país quiere uno y qué modelo quiere otro, pero hay cuestiones básicas comunes en las que no podemos tener tantas peleas. Hay que tener políticas de Estado; hay temas que no se pueden estar discutiendo de una gestión a la otra, me gustaría trabajar en función de que eso suceda en algún momento.

 –¿Cuáles serían algunos de esos temas?

–Por ejemplo, un programa de Educación, que tiene que mantenerse esté la gestión que esté. Cuáles van a ser las políticas de Salud, de Seguridad. Educación, Salud y Seguridad deben ser tres columnas que deben quedar fijas, definidas. Discutámoslas de una vez y una vez que nos pongamos de acuerdo, que sean a largo plazo. En Brasil pasa, en otros países pasa, pero acá, de gestión a gestión, desterramos lo anterior y empezamos de nuevo. Desde la participación y el compromiso uno pude llevar adelante eso que la ciudadanía reclama. También es cierto que hace falta una participación y un compromiso de la gente; mi intención es trabajar en ese sentido y lograrla.