Piden doce años de prisión para Cristina e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos

  • Martes, 23 de Agosto de 2022 | País

La fiscalía que interviene en el juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública vial en Santa Cruz entre 2003 y 2015, pidió que la vicepresidente, Cristina Fernández, sea condenada a doce años de prisión y que se la inhabilite de por vida a ejercer cargos públicos.

El pedido de condena fue formulado por el fiscal Diego Luciani ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, tras considerar que la exmandataria fue la 'jefa de la asociación ilícita' a la que se acusa, además, de haber cometido el delito de administración fraudulenta en contra de la administración pública.

'Una sentencia ejemplar puede ser el primer paso para restaurar la confianza de la sociedad en las instituciones', dijo Luciani en la última jornada de alegatos, y añadió: 'Nuestro único objetivo fue buscar la verdad. Señores jueces, este es el momento. Es corrupción o justicia, y ustedes tienen la decisión'.

El fiscal tuvo en cuenta una serie de agravantes para pedir la condena a Cristina: la magnitud de los delitos cometidos, que su aporte fue principal, su poder de dirección para el resto de los acusados, los medios empleados y la extensión en el tiempo de daños. También la calidad de los motivos de la maniobra ('el lucro personal buscado') y el 'apartamiento de cualquier tipo de escrúpulos'.

Luciani también ponderó 'el desprecio a la ciudadanía en general por dilapidar fondos públicos, a los ciudadanos de Santa Cruz en particular, que no tuvieron las rutas construidas y a los empleados de las empresas que se quedaron sin trabajo', y aseguró que la expresidente 'defraudó a los ciudadanos que la votaron'.

'No tuvo arrepentimiento y ostentaba el cargo máximo del Estado nacional y empleó su poder sobre el resto de los imputados para alcanzar la finalidad de lucro tan anhelada', concluyó el fiscal. 

'No encuentro ni un solo atenuante"

En los juicios hay situaciones que atenúan la pena para los acusados. 'No encuentro ni un solo atenuante para Cristina Kirchner ante los crímenes cometidos', sostuvo el fiscal.

En tanto, Luciani pidió para el empresario Lázaro Báez la pena de doce años de prisión, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de asociación ilícita agravada, por su calidad de organizador, y partícipe primario del delito de defraudación al Estado. Para el exministro de Planificación, Julio de Vido, reclamó diez años de prisión e inhabilitación especial perpetua por los delitos de asociación ilícita agravada en calidad de organizador y administración fraudulenta agravada, que concurren de manera real.

Del mismo modo, solicitó para el exsecretario de Obras Públicas, José López, la pena de diez de cárcel, inhabilitación perpetua por los delitos de asociación ilícita agravada, por su calidad de organizador, y el delito de administración fraudulenta agravada al Estado. La misma pena solicitó para el extitular de Vialidad Nacional, Nelson Periotti.

Los pedidos de penas alcanzaron también para Mauricio Collareda (seis años de prisión), Juan Carlos Villafañe (seis años), Raúl Osvaldo Daruich (cinco), Raúl Pavesi (cinco), Claudio Abel Fatala (cuatro), José Raúl Santibáñez (cuatro), Héctor René Garro (tres años de prisión en suspenso), todos con inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos. A Carlos Santiago Kirchner le pidió dos años de prisión en suspenso e inhabilitación por cuatro años.

En la audiencia de ayer,el fiscal Sergio Mola expuso que la defraudación al estado nacional en las obras que recibió Báez fue de 5.321 millones de pesos, y el fiscal Luciani pidió el decomiso sobre los bienes de los acusados por ese monto prorrateado entre los acusados. 

También solicitó el decomiso de las empresas de Báez y de doce estancias compradas por él y por sus hijos. 'Deviene de suma importante que de dictarse el decomiso de los bienes el destino sea instituciones de bien público para equilibrar el perjuicio de los graves delitos', planteó Luciani.