Preocupación del Gobierno por el alza de la inflación

  • Lunes, 06 de Diciembre de 2021 | País

El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió ayer a su par de Producción, Matías Kulfas y al secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, para coordinar la 'política de precios', en el medio de la dura interna que mantiene ambos funcionarios sobre las estrategias a aplicar en ese campo y a poco de que se conozca un nuevo índice de inflación que según las expectativas del mercado podría estar otra vez en torno a un elevado 3 por ciento.

Como líder del equipo económico, Guzmán recibió a Feletti y a Kulfas  junto a su secretario de Política Económica, horas después de la salida del gabinete de Débora Giorgi, que trabajaba como segunda del secretario aunque nunca llegó a asumir formalmente ese cargo porque el nombramiento no fue oficializado por el presidente Alberto Fernández, quien se abstuvo de firmar el decreto correspondiente.

El movimiento fue interpretado como un laudo de Fernández a favor de la mirada de Kulfas sobre la política de precios y en contra de la de Feletti, quien asumió después de la derrota del oficialismo en las PASO e implementó un congelamiento de precios de 1430 productos vigente hasta el 7 de enero, pero que ya está siendo rediseñado para incluir alimentos frescos como carnes –lo que más aumento en los últimos meses-, pan y frutas y  verduras.

En ese marco, el encuentro de ayer pareció un intento por coordinar mejor las posiciones dentro del gabinete –Kulfas  es el jefe formal de Feletti, quien cuenta con el respaldo de la vice Cristina Fernández- para 'fortalecer los acuerdos que se alcancen con los empresarios para 2022', dijeron a DIB fuentes del gabinete nacional.

Esas fuentes sumaron que el tema de los acuerdos de precios está incluido en las discusiones que tienen lugar con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) en las negociaciones por un programa que permita refinanciar las deudas del Stand-By Agreement firmado en 2018 por Mauricio Macri.

'Se espera que en 2022 haya un proceso de trabajo continuo y articulado entre el Gobierno y el sector privado en pos de tener acuerdos de precios que resulten efectivos y sostenibles, entendiendo que en el contexto macroeconómico actual alcanzar la estabilidad de precios es una tarea colectiva con beneficios sociales difundidos para la situación de los consumidores y de los empresarios', contaron.

La inflación cerraría este año en 51,1 por ciento y en 2022 se ubicaría apenas por encima de ese nivel, en 52,1 por ciento, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que lleva adelante mes a mes el Banco Central.

La posibilidad de incrementar retenciones, sobre todo a las carnes, es otro de los ejes de discrepancia en el gobierno. Feletti dijo que era una opción pero después lo cruzó Kulfas, cerca de quien dicen que esa no es la opción que prefiere el ministro. Otro que se opone esel ministro de Agricultura Julián Domínguez (también ingresó tras las PASO), quien además presentó la ley de desarrollo agroindustrial que contempla un congelamiento de esa carga por al menos cuatro años.