Preventiva para el empresario que chocó y mató a dos personas en Palermo

  • Viernes, 20 de Mayo de 2022 | Sociedad

Roberto Patricelli, el empresario que mató a dos personas al circular a gran velocidad en Palermo, seguirá detenido: la Justicia le impuso la prisión preventiva por el delito de homicidio simple con dolo eventual.

Por pedido del fiscal Alejandro Pellicori, la jueza de Penal y Contravencional N° 16 además le trabó un embargo de 300 millones de pesos. Además, decretó la incompetencia de la causa y la misma pasará a la Justicia nacional.

Los peritajes efectuados al BMW que conducía Patricelli, de 57 años, determinaron que iba a más de 150 kilómetros por hora al momento de ocurrir el múltiple choque frente al Hipódromo de Palermo y por el cual murieron un joven de 25 años y su sobrina de 15.

El informe, efectuado por el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal porteño, determinó que el rodado circulaba a esa velocidad por Avenida del Libertador, cuyo máximo permitido es 70 kilómetros por hora.

En el momento de protagonizar el siniestro vial, el conductor no solo iba a una velocidad no permitida sino que el control de alcoholemia le dio 0,51 gramos de alcohol en sangre cuando el máximo permitido es de 0,50.

El choque ocurrió el domingo a la noche frente al Hipódromo de Palermo, donde quedaron involucrados al menos cuatro vehículos y como consecuencia de ello dos personas murieron y otras nueve resultaron heridas.

Las personas fallecidas fueron identificadas como Juan Márquez, de 25 años, y su sobrina, Yeinsmar, de 15, ambos venezolanos. Márquez murió en el lugar del choque, mientras que la joven presentó muerte cerebral y finalmente falleció en el Hospital Fernández, según confirmó Ignacio Previgliano, su director.

En el Ford Ka viajaban cinco personas que venían de una reunión familiar y se dirigían a Gerli, en donde viven otros dos de los ocupantes del vehículo.

Ese rodado volcó y quedó apoyado sobre su techo, por lo que tres hombres y dos mujeres quedaron atrapados en su interior y tuvieron que ser liberados por los Bomberos de la Ciudad, que utilizaron herramientas hidráulicas.