Quién es el empresario multitarget que fabricará la Spuntnik

  • Miercoles, 21 de Abril de 2021 | País

Laboratorios Richmond, la compañía que fabricará la vacuna rusa Sputnik V en el país, es una empresa de capitales argentinos con más de 80 años en Argentina, que se especializó en la producción de medicamentos oncológicos, cardiovasculares y de VIH-Sida. Su actual CEO, Marcelo Figueiras, es el responsable de su expansión y está casado con la exsenadora María Laura Leguizamón, de estrechos vínculos con Cristina Fernández

Nacido en Buenos Aires en 1963, Figueiras pasó de la UBA, donde se graduó como contador público, a la formación en alta gerencia en universidad de elite de Estados Unidos: Tiene varios cursos en las escuelas de negocios de Harvard y Stanford, que completó con un paso por la Universidad Austral.

Si bien su participación en Richmond es ahora el punto que despierta mayor interés su perfil como empresario es amplio y sus negocios, diversificados. Por caso fue dueño de una participación en el banco Finansur, que luego vendió al empresario Cristóbal López. También incursionó en el rubro de medios, entre otras cosas como accionista del diario Crítica, fundado por el periodista Jorge Lanata.

Padre de siete hijo, Figueiras se casó por última vez en 2013 con la ahora exsenadora Leguizamón. Con ella tuvo el último de sus hijos, el resto son de uniones anteriores. El vínculo con el peronismo es, por esa vía, fluido, aunque como empresario Figueiras tiene vastos y diversificados contactos con el mundo de la política argentina.

A sus 57 años, sigue siendo un asiduo practicante de deportes,a los que se dedica con intensidad. Por caso, participó en varias ocasiones en la competencia Half IronMan, conocida prueba de triatlón, y en el tetratlón de la ciudad de Chapelco, así como también de numerosos maratones de 42 kilómetros en distintas ciudades del mundo, como Nueva York, París, Londres, Buenos Aires y Berlín. Es un conocido hincha de River.

Como CEO, Figueiras lideró una expansión de Richmond que tuvo un punto de inflexión en 2017, cuando la compañía puso a cotizar en  bolsa un 17,54 por ciento de su capital. Figueiras tiene un 38,48. También son dueños de Richmond Busnel SA con el 24.74, y Alberto Serventich, con 19.24 por ciento.

La empresa, que tiene filiales en Colombia, Chile y Paraguay y buscan expandirse a México y a Brasil, tuvo ventas por 3.540 millones de pesos en los primeros nueve meses de 2020, una suba de 17 por ciento frente al año anterior y, a pesar de la pandemia, tuvo una ganancia de 162 millones, contra una pérdida de 67 millones entre enero y septiembre de 2019.

El febrero, el presidente Alberto Fernández visitó una planta de Richmond en Garín. Figueiras anunció en esa oportunidad un plan de expansión de 80 millones de dólares, a cinco años.

Unos días después, el propio Figueiras anunció la firma de un memorándum para producir la vacuna rusa en Argentina, aunque en ese momento habló de un desarrollo no inmediato que permitiría no solo fabricar el medicamento contra el coronavirus sino también otros fármacos. Esa novedad había producido un salto en la cotización de las acciones de Richmond, que este año amplió su planta de personal un 10 por ciento.