Rafecas bajaría su postulación a Procurador si cambia la ley

  • Martes, 18 de Mayo de 2021 | País

El juez federal, Daniel Rafecas, aseguró este lunes que no continuará con su postulación para ocupar el cargo de procurador general de la Nación (PGN), si el Congreso sanciona una ley que reduce 'la mayoría necesaria en el Senado' para nombrar al jefe de los fiscales.

El magistrado lo confirmó a través de un posteo en su cuenta personal de la red social Instagram, en la que publicó además la foto del encuentro que mantuvo con el presidente, Alberto Fernández, el día que le propuso postularlo para el cargo.

'Reafirmo lo que ya sostuve públicamente: si a mitad del proceso para mi designación se reduce por ley la mayoría necesaria en el Senado para nombrar al Procurador, eso será para mí un límite ético insuperable, que me hará imposible seguir adelante con la postulación', sostuvo Rafecas.

No fue consultado

El magistrado explicó en su posteo que dejaba asentada su postura porque desde que fue ofrecido para hacerse cargo de la Procuración, 'ha avanzado un proyecto de ley, tendiente a reformar el Ministerio Público Fiscal'.

'Como no fui llamado a dar mi parecer sobre su contenido, ni por quienes lo impulsaron en el Senado, ni en las audiencias en Diputados, así como tampoco por el Ministro de Justicia, quiero dejar asentada públicamente mi postura: más allá de que el cargo sea vitalicio o temporario, es indispensable que el PGN tenga el consenso político suficiente para ejercer un cargo de tanta relevancia institucional, para lidiar con la CSJN (Corte Suprema de justicia) y para encarar reformas estructurales a nivel federal', afirmó.

Acota el mandato y reduce la mayoría para designarlo

El posteo de Rafecas hace referencia al proyecto de reforma de la ley del Ministerio Público Fiscal que impulsa el kirchnerismo y que, entre otros cambios, propone acotar el mandato del procurador a cinco años y reducir la mayoría necesaria para designarlo de una mayoría agravada a una absoluta.

Por otra parte, Rafecas sostuvo que cree que hubiera podido lograr la mayoría de dos tercios del Senado para ser designado a partir de la audiencia pública en la que el candidato tiene la oportunidad de responder preguntas de los senadores, algo que, a más de un año de haber sido propuesto, no ocurrió.