Revisarán si se pueden seguir usando los ómnibus doble piso

  • Jueves, 06 de Febrero de 2020 | País

El presidente de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT), José Arteaga, dijo ayer que es urgente 'una revisión' de la viabilidad de los ómnibus de doble piso, que representan el 98 por ciento del parque móvil automotor de larga distancia en la Argentina, tras lamentar el vuelco ocurrido ayer en la Autovía 2 que dejó un saldo de dos muertos.

'Lamentablemente, es uno más y no nos podemos acostumbrar, siempre es un doble piso, y el 98 por ciento del parque móvil automotor de larga distancia es de doble piso', dijo Arteaga en declaraciones a Radio Provincia.

El funcionario señaló que ahora 'se abre una discusión técnica de revisión de situación, de habilitación para saldar esta discusión del equilibrio, de la inestabilidad y la viabilidad y continuidad de este diseño de (ómnibus de) doble piso en la Argentina'.

En relación al peritaje del colectivo que volcó el martes a la altura de Samborombón, expresó que 'lo que más claro está es el testimonio de uno de los choferes que dijo que venían rebotando, o sea llegaban y salían de cada estación'.

Arteaga dijo que el Ministerio de Transporte quiere terminar 'con esta situación de las libretas de descanso'. 

'Eso es un descontrol y el ministro (de Transporte) Mario Meoni tomó la decisión de pasar rápidamente a un sistema tecnológico que no tenga la posibilidad de que el chofer maneje más de lo que puede, y descanse diez horas si está fuera de su domicilio y doce si está en su domicilio', remarcó.

Cuestión de seguridad

Según un estudio de la UTN, los ómnibus de doble piso no son seguros si van a más de 100 km/h. Los accidentes se producen mayormente por la falta de descanso de los choferes, el mal estado de las rutas y el exceso de velocidad.

Desde 2008, los ómnibus de doble piso deben circular con un limitador de velocidad que les impide ir a más de 100 km/h. También llevan un sistema de frenos antibloqueo.

Estos ómnibus aún no tienen incorporado el control de estabilidad  (ESP) como los camiones de carga peligrosa.

Según la Cámara Empresaria de Larga Distancia, los ómnibus de doble piso representan el 65 por ciento del parque vehicular de pasajeros de servicio público –2.800 sobre un total de 4.300 unidades– y más del 90 por ciento del transporte de larga distancia.

Los colectivos de larga distancia que circulan por el país transportan unos 60 millones de pasajeros por año, y cada unidad tiene un costo de unos 300.000 dólares.

Actualmente, los colectivos doble piso son usados en pocos países como transporte público. La región en la que tienen más presencia es Sudamérica, donde circulan en viajes interprovinciales o interregionales en Argentina, Brasil Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

En otros países se usan para viajes interurbanos (Alemania, España, Japón y Estados Unidos) o recorridos turísticos en capitales (Londres, en el Reino Unido). 


vuelco del micro 


Una de las pasajeras heridas sigue en 'estado crítico'

Una de las pasajeras heridas en el vuelco del ómnibus de doble piso que ocurrió el martes en la autovía 2, continuaba en 'estado crítico' a causa de un traumatismo craneoencefálico que sufrió.

Se trata de una mujer de 48 años, que el mismo martes fue trasladada al Hospital San Martín de La Plata debido a un 'trauma de cráneo y contusión de lóbulo frontal izquierdo, traumatismo torácico severo y fracturas costales', por lo que continúa con asistencia respiratoria mecánica y apoyo hemodinámica en 'condición crítica' y en coma farmacológico.

El accidente ocurrió a la madrugada en el kilómetro 93 de la autovía 2, a la altura de Samborombón. El ómnibus salió de Miramar, y según el chofer acompañante, el conductor se quedó dormido debido a la falta de descanso.

Otra mujer de 65, que sufrió la amputación del brazo izquierdo, se encuentra estable y presenta buena evolución, al igual que la paciente de 66 años que sufrió un trauma craneoencefálico leve, por lo que continúa en observación en sala de emergencias, a la espera de su traslado a una sala común.