Se cayeron los homebanking por la presión sobre el dólar

  • Miercoles, 02 de Septiembre de 2020 | País

Como ocurre desde hace algunos meses, los sistemas de homebanking de las principales entidades del país estallaron a raíz del intento de muchos ahorristas de comprar los 200 dólares mensuales permitidos. En tanto, por la presión compradora la divisa superó los  102 pesos en el tramo solidario.

Desde temprano, cientos de usuarios en las redes sociales expresaron su enojo ante la imposibilidad de ingresar a sus cuentas electrónicas. El fenómeno ocurre desde al menos en  julio, cuando se produjeron los primeros impedimentos para ingresar, a raíz de un mayor ingreso de personas debido a las mayores trabas para operar en el mercado paralelo. 

De hecho, en este período se incrementó notablemente la sangría de divisa del Banco Central. La entidad debió vender 1.200 millones de dólares en agosto para abastecer la demanda de casi 5 millones de compradores.

Por lo general, durante el primer día del mes las entidades registran sus sistemas caídos durante algunas horas, o los usuarios no pueden completar su acceso a raíz de una saturación de sesiones. 

Con todo, la presión compradora hizo que el dólar minorista se incrementara este martes 16 centavos, de modo que el solidario –que suma al oficial un recargo del 30 por ciento del Impuesto País– superó los 102 pesos y cerró en 102,05.

Otras cotizaciones

Ayer, el contado con liqui se vendía en torno a los 129,60 pesos, mientras que el dólar Bolsa o MEP se ofrecía a 123,35. Finalmente, el blue  se obtenía a 134 pesos en las cuevas del microcentro porteño. 

El lunes, el Banco Central resolvió un masivo bloqueo contra los coleros digitales, que alcanzó a casi 15.000 personas que no podrán comprar dólares.  Se trata de personas que, según la entidad, compran el cupo máximo de 200 dólares disponibles y luego lo venden a un precio mayor, de modo de alimentar el mercado del dólar blue. 

A través de cinco resoluciones, el BCRA publicó la lista de inhabilitados, con sus correspondientes número de CUIT y de DNI.