Se fue Felipe Stamponi, un mentor del deporte local y del país

  • Viernes, 13 de Mayo de 2022 | Locales

Ayer, a los 89 años, se apagó la vida de Felipe Adolfo Stamponi, que no sólo fue un referente local y nacional del atletismo, sino que también dejó su huella en la vida social, política y comercial de la comunidad.

Stamponi llegó desde Junín a Chacabuco en el año 1955. Su actividad en el deporte en nuestra ciudad comenzó en el básquet, jugando para el viejo Cicles Club. A principios de los 60 empezó con el atletismo, entrenando a Edelmiro Luis de la Rosa, con quien salía a correr por la avenida Juan XXIII. A partir de ahí empezaron a sumarse otros chicos y consiguió que se le cediera un espacio en el Club Social, que es el que hoy ocupa la cancha de rugby, donde se armó una pequeña y rudimentaria pista.

Entre otros varios entusiastas se encontraban Eugenio De Laudo, Carmelo Paccile, Alberto Gajate, José Pereiro y los hermanos Iaría. El entusiasmo despertado hizo que en 1964 Chacabuco fuera escenario de un torneo provincial intercolegial de atletismo, para lo cual se concretó la pista de 380 metros, que en un comienzo tuvo solo cuatro andariveles.

Poco después, Alberto Gajate y José Pereiro participaron en el Sudamericano Juvenil de Montevideo, y en 1966 nuestra ciudad recibió en la pista del Club Social  –ya con seis andariveles– al Campeonato Nacional Intercolegial de Atletismo. El certamen fue todo un éxito y congregó unas dos mil personas en cada una de sus cuatro jornadas.

Este campeonato, además, resaltó la tarea de Felipe Stamponi ya que Chacabuco presentó un equipo propio y completo, derecho que se le otorgó por ser el organizador del certamen. Compitiendo con delegaciones provinciales, Chacabuco estuvo cerca de lograr el primero o segundo puesto.

'Chacabuco era el boom'

En 1968 Chacabuco fue sede del Torneo Provincial de Federaciones. 'En ese momento, Chacabuco era el boom. En los torneos de Buenos Aires se hablaba de 'los de Chacabuco'', dijo Stamponi a De Hoy, en una entrevista realizada en febrero de 1998. 

Como integrante de cuerpos técnicos de selecciones argentinas de atletismo, debutó como colaborador del entrenador en los Panamericanos de Montevideo de 1966 y en 1973 lo hizo como entrenador responsable en el Sudamericano de Menores, disputado en Comodoro Rivadavia, en el que Argentina se consagró campeón después de varios años.

Así, fue confirmado en el puesto para el Sudamericano Juvenil de Perú de 1974, en el que la selección nacional fue subcampeona a un punto de la brasileña. Cuatro años después estuvo a cargo de la selección de mayores en el Sudamericano de Bucaramanga, Colombia; en 1983 dirigió al elenco argentino en el Panamericano de Venezuela, y en 1983 fue designado para acompañar a los atletas que compitieron en el Maratón de los Ángeles. 

Paralelamente, desarrolló su actividad comercial al frente de una casa de venta de artículos deportivos. También fue militante de la Unión Cívica Radical. En representación de ese partido fue concejal durante los períodos 1985/89 y 1989/93. En parte de ese segundo mandato, cuando el intendente era Héctor Manuel Francolino, se desempeñó como presidente del cuerpo deliberativo.