Segunda etapa finalizada en el Máximo Gil

  • Martes, 21 de Septiembre de 2021 | Locales

La Asociación Miguel Máximo Gil presentó ayer las obras recientemente realizadas en su hogar, en el que viven 20 niños. Además, se anunció el próximo lanzamiento de su rifa anual, así como de una campaña de incorporación de socios.

Las obras que se hicieron en el inmueble consistieron en la construcción de un lavadero, una nueva cocina y una despensa. Los trabajos demandaron una inversión de 2.700.000 pesos, los cuales provinieron de un subsidio de la Fundación del Banco Provincia que gestionó Diego Rodrigo, integrante del directorio de la entidad.

El presidente de la Asociación, Mariano Cámera, destacó que las obras no sólo le darán más comodidad a los niños y el personal de la institución, sino también más seguridad, porque hasta ahora, para salir al patio, se debía atravesar la cocina, con los riesgos que ello implicaba. Por su parte, Norma Gil, directora del hogar, recordó que el sector de cocina ya tenía 36 años. Además, destacó que en el lavadero se incorporaron dos lavadoras nuevas.

El plan de refacciones que se lleva a cabo en la casa tuvo una primera etapa, en la que se hicieron reformas en una oficina y en la planta alta. La segunda etapa fue la presentada ayer, mientras que en la tercera se esperan construir baños y vestuarios en el área en la que antiguamente estaba la cocina. Hasta que ello se concrete, ese lugar será utilizado como sala de juegos.

Rifa 2022

Gil y Cámera anunciaron que próximamente será lanzada una nueva edición de la rifa, cuyos fondos son utilizados para completar los gastos de funcionamiento, ya que lo que la institución recibe de la Provincia, en concepto de becas, alcanza solamente para cubrir entre un 50 y un 60 por ciento de las obligaciones.

La rifa 2022 podrá abonarse en doce cuotas de 250 mensuales y tendrá como premio mayor la suma de 1.400.000 pesos. Además, mensualmente se sortearán tres órdenes de compra por 10.000 pesos cada una y está previsto un sorteo especial de 150.000 pesos entre quienes abonen al contado.

Desde ahora, cada edición de la rifa tendrá en sus billetes una imagen de una obra realizada por un artista plástico local. En esta ocasión, se reproducirá un cuadro de María Orsini.