"Si la Argentina no quiere un verano tormentoso, deberá arreglar con el FMI"

  • Viernes, 29 de Octubre de 2021 | País

El economista Miguel Kiguel consideró que la cotización de los dólares libres "está muy alta", pero estimó que la Argentina necesita esos valores, cercanos a los 200 pesos , "en esta coyuntura". 

"Los dólares paralelos, tanto el blue como los financieros, están muy altos, pero la Argentina necesita eso en esta coyuntura. Es un precio de desconfianza", sostuvo el exsecretario de Finanzas.

Según Kiguel, "hoy tenemos un dólar alto como había entre 2003 y 2007, años en los que hacía falta un tipo de cambio elevado, porque la Argentina estaba en default, no lograba confianza y había que recomponer las reservas".

Con respecto a la relación del Gobierno con el FMI, el economista advirtió: "Si la Argentina no quiere un verano tormentoso, va a tener que arreglar con el Fondo". En ese sentido, consideró que para pagar la deuda con ese organismo "hay que tomar más deuda. El año que viene hay que pagarle al FMI 18.000 millones de dólares de capital y Argentina no los tiene ni por casualidad".

"No podemos vivir con lo nuestro. El acuerdo, para este gobierno, es muy costoso y debería tragarse más sapos de lo que le gustaría. Si no los come, no hay programa, porque el Fondo no puede aceptar un programa inocuo", enfatizó. 

"Tormenta perfecta"

En este marco, Kiguel dijo al programa "Esta mañana", que se emite por radio Rivadavia, que en la Argentina "todo indica que se está armando una tormenta perfecta".

"Hay desequilibrios económicos muy fuertes, con una inflación del 50 por ciento anual que quieren maniatar con controles de precios que no sirven para nada", señaló, y añadió: "Tenemos una brecha cambiaria del 100 por ciento, casi no hay reservas y las tarifas están muy atrasadas. El Gobierno está entrando en un debate interno muy fuerte sobre cómo salir de esto".

Para el economista, "si mantienen el supercepo, eso se va a sentir en inflación y desabastecimiento. Pero si lo liberan se quedan sin reservas en dos días. Eso es por donde más aprieta el zapato". 

A su criterio, "vivimos una situación muy parecida, incluso un poquito peor, que la de 2015", antes de que asumiera el expresidente Mauricio Macri.