Tenían un vacunatorio montado en su casa con 283 dosis robadas

  • Lunes, 19 de Abril de 2021 | País

Un enfermero del área de Inmunización del Ministerio de Salud de Santiago del Estero y su esposa fueron detenidos este fin de semana por el robo de 283 dosis de vacunas contra el coronavirus. La investigación policial apunta a que, en su domicilio, llevaban adelante un consultorio de vacunación privado por el que cobraron gran cantidad de dinero.

Las autoridades del Ministerio de Salud de Santiago del Estero advirtieron el faltante de vacunas en un sector que es custodiado por personal del Ejército Argentino, al que  muy pocas personas tenían acceso, según informó el portal nuevo diario web.

La jefa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, María Florencia Coronel, fue quien realizó la denuncia al corroborar que faltaban dosis, e inmediatamente intervinieron los detectives de la División Homicidios y Delitos Complejos Capital de la Policía provincial. 

Al rastrear lo ocurrido, registrado en las cámaras de seguridad, vieron que el enfermero del área de Inmunización –encargado de controlar las dosis con personal del Ejército Argentino– sacó dos cajas del lugar. 

La jueza de Control y Garantías,Ana Cecilia Vittar, ordenó el allanamiento y la detención en el domicilio del sospechoso, en el barrio 8 de Abril de la ciudad capital de esa provincia. 

Dante Daniel Díaz, de 42 años de edad, fue acusado del delito de 'hurto agravado y adulteración de sustancias medicinales (Art. 163. Inc. 5 y Art. 200 del Código Penal), en perjuicio del Estado provincial.

En el procedimiento se secuestraron 268 dosis de vacunas Sputnik V, catorce dosis de vacunas Sinopharm y una de vacuna Covishield, sumadas a otras 510 dosis de otras vacunas que no serían contra el covid-19. 

Las dosis fueron devueltas a la cartera sanitaria provincial, con las medidas de seguridad correspondientes para no interrumpir la cadena de frío.

Las fuerzas de seguridad hallaron además en su domicilio un arma de fuego, tipo revólver, e insumos sanitarios. tales como jeringas, agujas, guantes descartables, barbijos, bolsas de residuos patógenos, libretas sanitarias de vacunación del covid-19, cánulas de oxígeno, entre otros elementos.