Un frente frío expulsará el aire con humo de los incendios del Amazonas

  • Jueves, 29 de Agosto de 2019 | País

El humo de los incendios del Amazonas que está presente en la atmósfera del centro del país será desplazado por una masa de aire frío que lo empujará hacia el norte, confirmó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Este frente frío llegará en la madrugada de mañana jueves a la zona de La Plata y alrededores.

'A partir de mañana (por hoy) a la madrugada, va a estar avanzando un frente frío que originará lluvias y tormentas aisladas, que podríamos llamar las tormentas de Santa Rosa. El frente frío va a originar una rotación del viento y empezará a ingresar aire del sector sur, más limpio, que irá desplazando el aire que contiene humo hacia el norte del país. Tendremos una atmósfera mucho más limpia en el centro del país y en el norte argentino todavía habrá presencia de humo hasta que el frente frío llegue', explicó Cindy Fernández, meteoróloga y comunicadora del SMN. 

'Parte de este humo se va a ir desplazando en un sentido noreste, así que terminará sobre el Océano Atlántico', agrego Fernández. 

Viento norte

De todos modos, 'como los incendios siguen activos, tanto en Brasil, Bolivia, Paraguay y en nuestro país, ya que estamos en época de quema, cada vez que tengamos viento norte, esta condición se va a repetir. Mientras se sucedan los incendios, el viento norte en esta época del año traerá humo', señaló la meteoróloga.

Hasta ayer, en tanto, el humo estaba muy alto, por encima de los 1.000 metros, y se lo percibe principalmente en dos aspectos. 'Uno, es ver el cielo como más opalescente, más opaco, y el otro, es en los atardeceres y amaneceres, que se ven mucho más rojizos. Esto último se debe a que el sol, cuando se está ocultando, le pega a la capa de humo de forma horizontal y las partículas dispersan las longitudes de onda de tal forma que hace que se perciba más el color rojo', manifestó Fernández. 

En algunas situaciones 'parte de ese humo llega a la superficie y esto trae consecuencias a la salud, sobre todo de personas que tienen problemas respiratorios'. La atmósfera 'se achata' durante el amanecer y el atardecer, 'como ocurre con el smog', y aumenta la concentración de humo en las capas más bajas.