Uno de cada tres fallecidos está por debajo de la edad de riesgo

  • Lunes, 04 de Mayo de 2020 | País

Días atrás, la muerte de dos personas de 37 y 38 años generó inquietud por el alcance de los efectos del coronavirus en nuestro país, dado que el principal grupo de riesgo se encuentra por encima de los 65 años.

Estas y otras muertes prematuras –el caso más joven es de un hombre de 27 años de la localidad de San Miguel, que padecía una enfermedad pulmonar anterior– obligaron a poner la lupa en la composición etárea de las víctimas de coronavirus en el país. A diferencia de lo que ocurre en otras partes del mundo, el promedio de edad de las personas muertes en Argentina es más bajo, pero los especialistas no ven ese dato con preocupación.

De acuerdo a los datos oficiales del Ministerio de Salud de la Nación, al 1 de mayo la edad promedio de los fallecidos por covid-19 en el país era de 72,1 años. Sin embargo, el 45 por ciento de las 225 víctimas registradas hasta ese día tenía menos de esa edad, y un 6,6 por ciento –quince personas– contaba con menos de 50 años, mientras que seis tenía 40 o menos.

Siempre de acuerdo a los reportes oficiales, el 70 por ciento de los fallecimientos estaba por encima de los 65 años, fijada como la edad de riesgo más allá de la cual cualquier persona puede resultar vulnerable al coronavirus, aún sin poseer enfermedades preexistentes.

Comparación

En otros países del mundo, a diferencia de la Argentina, la edad promedio de los fallecidos es mucho mayor. En el continente europeo, por caso, los mayores de 65 años representan el 90 por ciento de las víctimas totales, según datos oficiales.

De acuerdo con un informe publicado por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, las personas de entre 65 y 79 años representaron el 44 por ciento de todas las víctimas fatales del continente, mientras que los mayores de 80 años implican el 46 por ciento de los decesos.

Particularmente en España, el último reporte del Ministerio de Sanidad indica que el 89 por ciento de los fallecidos tenía más de 70 años, mientras que en Italia esa cifra asciende al 83 por ciento, según datos oficiales.

Consultado por la agencia DIB al respecto, el infectólogo Omar Sued, director de investigaciones clínicas de la Fundación Huesped, señaló que en estos casos debe compararse la pirámide poblacional de cada país: en Europa, y particularmente en Italia, hay una población mucho más longeva que la Argentina, lo que hace que la cantidad de víctimas fatales en esas franjas etáreas sea mayor.