Vidal afirmó 'es otro golpe a la clase media'

  • Sabado, 27 de Noviembre de 2021 | País

La diputada nacional electa de Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal calificó la prohibición de vender en cuotas con tarjetas de crédito viajes al exterior como "otro golpe a la clase media" y criticó al Gobierno al afirmar que al país le esperan "dos años sin rumbo con este plan de improvisación".

Vidal sostuvo que la resolución del Banco Central que prohíbe a las emisoras de tarjetas de crédito financiar en cuotas el pago de servicios turísticos en el exterior "es otro golpe a la clase media, que en la mayor parte de los casos cuando viaja lo hace a través de las cuotas con la tarjeta de crédito".

En declaraciones radiales la diputada electa por la Ciudad de Buenos Aires subrayó que el Gobierno "ya había golpeado a la clase media con el impuesto a los gastos en el exterior definiendo un dólar distinto" y afirmó que la nueva disposición es "otro golpe en esa misma dirección".

"El Gobierno sigue persistiendo por el camino de las restricciones, los cepos, las prohibiciones", cuestionó la dirigente de Juntos por el Cambio al tiempo que consideró que "esto deja en evidencia que no hay un plan económico claro".

Vidal advirtió que "serán dos años sin rumbo con este plan de improvisación" y alertó: "Va a haber mucha incertidumbre. Los que pueden dar trabajo tienen miedo de tomar gente porque cada vez tienen más impuestos y se sienten ahogados. Y hoy en Argentina el trabajo es lo que más hace falta".

La dirigente criticó que "siempre haya que recurrir a estos parches para preservar las reservas" y remarcó que, además, "siempre se le pega a los mismos, a la clase media".

En este sentido, sostuvo que la compra en cuotas es usada en muchos casos para familiares visiten a jóvenes que se fueron a estudiar o trabajar al extranjero, así como para "asistir a familiares enfermos en el exterior y conocer otro lugar en el mundo después de una vida de trabajo".

La diputada electa por la principal coalición opositora consideró que al país le quedan por delante "dos años muy difíciles si el gobierno continúa sin escuchar a la gente".