Search
Close this search box.
El tiempo - Tutiempo.net
Oficial: $

Blue: $

MUJICA– Elguea-Román 8 – Tel. 43-0497
ALEGRE – Av. Garay 376 – Tel. 45-2674
entrevista

Fernando Lescano: “Se trata de generar un estado de palabra”

“Los tres proyectos que presentamos el anteaño pasado sobre Salud Mental –explica Lescano– fueron bastante resistidos, no solo por el gobierno municipal, sino también por los funcionarios del ámbito de la Salud: el secretario de Salud y quien en ese momento estaba a cargo de Salud Mental. Cuando asumió Darío (Golía) se nombró a Lucas Casella como subsecretario de Salud Mental; la idea del proyecto era crear una dirección, pero la apuesta fue mayor y se creó una subsecretaría”.
“Lo que se está empezando a hacer –continúa diciendo– es no solo fortalecer la atención de los consultorios externos y articular con los trabajos que se hace en los CAPS y lo que tiene que ver con la Guardia del Hospital, sino también apuntar a la salud mental comunitaria. Esto es no solo trabajar en los consultorios, sino trascender el trabajo individual y empezar a trabajar de manera más colectiva. O sea, generar espacios en los que se pueda trabajar, sin poner en cuestión el trabajo del consultorio externo, la internación, el trabajo en las salas comunitarias para descentralizar el Hospital. Pero para lo que se llama prevención inespecífica se necesita salir de los muros de las instituciones de salud, y Lucas está poniendo mucho énfasis en trabajar con las instituciones educativas, clubes, sociedades de fomento”.
“En lo que es salud comunitaria se trata de generar un estado de palabra, de romper con los dispositivos silenciadores que culturalmente siempre se establecen. En cualquiera de esos lugares, armar dispositivos en los que alguien pueda hablar, pero que se encuentre con que alguien lo escucha o acompaña, sin forzar o violentar la palabra, y sin dar consejos. Se escuchan muchas cosas como ‘tenés que gestionar tus emociones’, se dan lecciones de vida, se dice ‘no tenés disciplina’, o las autoayudas como si uno leyera un libro y ya está. Ese tipo de comentarios son muy culpógenos, porque no es que la persona no quiere: no puede. En Salud Mental tenemos la escucha atenta, esto es no decirle al otro lo que tiene que hacer, sino escuchar, y a partir de ahí construir de manera colectiva una respuesta que sea mucho más satisfactoria para la persona, porque si no son consejos que pueden sonar muy buenos, pero que el otro no puede llevar adelante y son muy culpógenos cuando no se pueden concretar”.
El gigantesco avance tecnológico en el que se vive aporta beneficios, pero también muestra su lado oscuro. ¿Las relaciones personales se ven afectadas o fortalecidas por esto? Fernando Lescano responde.
“En todas las épocas la cultura genera un malestar y eso produce determinados síntomas que, según la estructura psíquica o la red de contención que uno tiene, puede responder de una u otra manera. Esta es una época de globalización en la que se mezclan los avances de la ciencia y tecnológicos que indefectiblemente afectan y modifican profundamente la intimidad de la vida cotidiana de los sujetos. Los síntomas son estrés, porque las demandas de la sociedad son mucho más grandes que las respuestas que podemos dar; ataques de pánico por la angustia generalizada de no poder resolver situaciones a las que uno se enfrenta; depresión, el estado de ánimo que se perpetúa en el tiempo y parece que hay un desgano generalizado. Ese tipo de síntomas empieza a ser casi epidémicos, y hay otras cuestiones que se mezclan con lo social, como el consumo problemático que es cada vez mayor, porque parece que es necesario anestesiar el dolor de existir”.
Luego añade: “Frecuentemente, se dice que lo que fracasa es la comunicación; en realidad, hay una precariedad. En una reunión social vemos que cada cual está con su celular, sin poder comunicarse; vez que las actividades de diversión están contextualizadas con música a un volumen que no te permite tener una conversación, hay como un querer evitar encontrarse con el otro porque si nos encontramos y empezamos a hablar, comenzamos a disentir y a ver que hay cosas que en las que no estamos de acuerdo, debemos tomar posición frente a una cosa u otra. Eso genera como una incomodidad que se trata de eliminar. Si uno empieza a ver que las conversaciones se encuentran precarizadas, lo que se vuelven poco significativos con los lazos sociales. Eso hace que los psicólogos tengamos mucho trabajo porque es un dispositivo que justamente apuesta a la palabra, y de lo que se trata es que alguien te escuche”.

Por Eduardo Carboni

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

También te puede interesar

El subsecretario de Seguridad, Mauricio Yonna, concurrió ayer al Sector Industrial Planificado (SIP) junto a Marcos Mendoza y...

El juez federal de La Plata, Alberto Recondo, intimó a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, a...

Adorni confirmó nuevos despidos en el Estado

El vocero presidencial, Manuel Adorni, confirmó nuevas bajas en los contratos del Estado previstas para el 30 de...